fbpx
Envíame
tu Pregunta
Último
Episodio

Yo tengo la razón

Yo tengo la razón

La moraleja es muy sencilla. Tener la razón no te traerá la felicidad. Estar en lo cierto no hará que automáticamente todos «vean la luz», entiendan el problema y todo se soluciones mágicamente. De hecho, en la vida real ocurre con frecuencia lo contrario. A pesar de estar en lo correcto, hay que hacer concesiones y ajustes para lograr una agradable convivencia con el otro. Las relaciones interpersonales exigen mucho más que «tener la razón» para que sean cercanas y estables.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *