Enviame
tu Pregunta
Último
Episodio

Una pareja que estoy atendiendo en consulta presentó una situación que ocurre cada día con más frecuencia.

Ambos trabajan, pero él – a quien llamaremos Miguel -, tiene un horario más flexible, lo que le permite estar más tiempo en casa. Su esposa – a la que nombraremos Angélica -, a pesar de que gana menos que Miguel, tiene un horario más demandante.

Resulta que Miguel llegó a casa temprano y se puso a doblar una ropa que tenía dos días en la canasta, esperando a ser guardada, después de poner la mesa para que ambos cónyuges comieran en cuanto llegara Angélica.

Cuando ella llegó, se dio cuenta de que Miguel no tenía la comida caliente y servida en la mesa, por lo que, enojada, le reclamó a su esposo el hecho de haber fallado en esta tarea hogareña.

Miguel, en consulta me dice que está cansado por este cambio de roles: ella, el “esposo exigente”, y él, la “esposa sumisa”. Se sentía humillado y muy molesto.

Y es ahí donde inicio nuestra reflexión.

Creo firmemente en las diferencias sexuales. He estudiado por muchos años sobre el papel indispensable que juegan la feminidad y masculinidad en la vida familiar. Defiendo seriamente el que una mamá se quede en casa, por lo menos, durante los primeros años de vida de los hijos… Creo que hay claras funciones que sólo mujeres pueden cumplir cabalmente, y otras que son exclusivas de los hombres. Sin embargo, también estoy convencida de que el matrimonio es un verdadero equipo, que requiere de división del trabajo, de acuerdo a las necesidades cambiantes de la familia.

Es así como en el caso de Miguel y Angélica, no se trataba de un problema de confusión de roles, como le parecía a Miguel, sino de ver y aceptar a la pareja como un solo frente, en donde quien disponga de tiempo y capacidad para hacer algo, lo haga, independientemente de lo que los estereotipos indicaran a quién le “debería” de corresponder la tarea. ¿Es tu esposa muy buena conciliando chequeras? Que ese sea ella la responsable de realizar esta función. ¿Tu esposo tiene una habilidad especial para la decoración? Que él decida las compras que darán formato a tu hogar.

Recordemos que una de las funciones primordiales de la pareja, es la de complementarse. Tú tienes lo que yo carezco, yo te apoyo en lo que te falta. Esta dinámica nos permite ser más fuertes juntos, que separados, nos hace “necesitar de” y “ser necesitados” por una persona en particular. No hay nada que fortalezca y una más a un matrimonio.

Y, por supuesto, no perdamos de vista lo que la misma vida presenta para “acomodar” funciones. Evidentemente, si una mujer acaba de tener un bebé, y está en casa atendiendo al pequeño, estará en mejores condiciones de hacerse cargo de los quehaceres domésticos, independientemente de que el marido, por ejemplo, sea mejor que ella para doblar ropa, o cocinar, etc.

Si más adelante, como les sucedió a Mario y Angélica, él es el que dispone de más tiempo en casa, entonces la pareja podrá conversar para acordar cuáles serán las tareas de las que se hará cargo cada uno, de acuerdo a horarios y capacidades individuales.

No son las responsabilidades del hogar y los hijos, ni la ausencia o presencia de dificultades económicas o problemas de salud, lo que garantiza el éxito o fracaso de una relación. Es la disposición amorosa hacia el otro lo que marca la diferencia en un matrimonio. El “querer hacer”, me guste o no, por el bien de toda la familia.

________________________________________________________

Pregúntale a Mónica © Prohibida su reproducción. Noviembre, 2007


Comentarios

  1. creo que lo peor de todo es que todavia existe el machismo de las mujeres en su gran mayoria por conveniencia

  2. Estoy d acuerdo contigo Monica en q las mamas se queden con sus hijos en los primeros años. Pero a mi no me toco esa oportunidad. Tengo q trabajar tiempo completo y sostener a mi familia, mi niña d 1 año y proximamente otra bebe q pronto viene en enero. Mi esposo no puede trabajar ya q es ilegal y la situacion aki en Arizona EU esta muy riesgosa. Asi q los rollos tradicionales d papa y mama no son el patron tipico. Nos ha costado acoplarnos a esto pero mi esposo ya cocina, limpia,y cuida d nuestra hija ejemplarmente. Tengo una preocupacion en cuanto a mi esposo, a veces siento q se aburre o se frustra por la monotonia q puede. Traer 1a vid
    a cotidiana: q ideas tienes para ayudar con esto? Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *