Envíame
tu Pregunta
Último
Episodio

Hijos


Muchos eventos distintos impactan la relación familiar. De esto está hecha la vida. Es imposible que podamos predecir todo lo que nos sucederá y la manera en que impactará a cada miembro de la familia. Pero una vez más, es la actitud con la que afrontamos estos sucesos lo que nos permitirá disfrutar y aprender de cada nueva aventura que se nos presenta. Las mudanzas, por supuesto, no son la excepción; pero para el choque que significa mudarse a un país con historia, cultura y maneras distintas a la nuestra, hay otras sugerencias importantes a considerar.


Un embarazo en la adolescencia no sólo afecta a la madre y al bebé por nacer, sino al padre, a toda la familia de ambos jóvenes, así como a muchas otras personas con las que ellos tienen relación, pues todos los sistemas entran en acción para apoyar y sacar adelante una situación de por sí complicada. Debemos tener en mente que las decisiones deben considerar lo que se mejor para todos los involucrados, incluyendo al bebé, y también el que los padres deben asumir responsablemente las consecuencias de sus decisiones.


La adopción es la muestra más grande de amor materno y paterno.  Pero como en todo proceso, es importante considerar las implicaciones que tiene cuando se trata de acoger a niños mayores de 5 años. Cuando el pequeño alcanza esta edad, ya se han establecido muchos patrones de conducta y la etapa del vínculo primario ha pasado, por lo que padres e hijos deberán de interactuar intensivamente para que la cercanía se construya a partir del momento en que llega a su nuevo hogar.


No cualquiera tiene la capacidad de enseñar. Puedes tener muchísimos conocimientos sobre una materia específica, pero el poder transmitirlos de manera clara a otras personas es una habilidad que muy pocos dominan. Y el ser profesor o profesora no sólo se limita a las enseñanzas académicas, sino que también incluye el conocimiento de cada alumno, la capacidad de motivarlo, de detectar problemas que requieran atención especial. Es una vocación valiosísima e indispensable en la formación de nuestros niños. ¡Felicidades a los maestros en su día!


El que los hombres sean «demasiado» apegados a sus mamás, es una de las críticas más serias que hacen las mujeres de sus parejas. Pero al mismo tiempo, somos las que principalmente nos encargamos de enseñar a los hijos a ser independientes y autónomos, así que parece que estamos construyendo nuestra propia pesadilla… ¿qué estamos haciendo mal?


La violencia verbal o física (como los jalones de pelo) a un niño demuestra nuestra absoluta incapacidad de mantener el control y de ser una auténtica figura de autoridad en la vida de un hijo. Y, peor aún, no se obtienen resultados eficaces al maltratar al pequeño. Al contrario, los efectos a largo plazo son negativos y suelen provocar incluso más problemas a los padres, en comparación con otros que usaron mejores estrategias formativas.


Este es un homenaje a los Hombres que, por el fallecimiento o por el abandono de su mujer, se hacen absoluto cargo de los hijos, no sólo cubriendo gastos y necesidades básicas, sino también poniendo su vida personal a un lado, para asegurarles a los hijos la atención y cuidados que requieren para salir adelante, especialmente cuando ya han perdido a su mamá. Los papás solteros son ejemplo y modelo de conducta para todos.


Desde luego, es importante reforzar positivamente los logros y buenos comportamientos. Claro que es necesario alagar a quien está tomando buenas decisiones, especialmente si somos responsables de su formación. Sin embargo, las líneas no son siempre claras y podemos estar creando pequeños (o grandes) monstruos que exijan una recompensa si queremos que se conduzcan adecuadamente. Lo que al principio puede ayudarnos a obtener los resultados deseados, muy rápidamente actuará en nuestra contra.


No hay nada que ponga más a prueba la paciencia de un padre, que un hijo haciendo una pataleta. No hay razonamiento que sea útil, no hay negociación que triunfe. Lo único que parece que tranquilizará al niño, será el salirse con la suya, lo que sabemos, asegurará que el pequeño (o a veces el ya no tan pequeño) incremente el mal comportamiento. ¿Qué hacer para no convertirse en el «nuevo Herodes»? ¿Cómo evitar que ocurran y cómo manejarlas adecuadamente cuando se presenten?


Con las estadísticas en contra, un segundo matrimonio debe trabajar con más ahínco para permanecer juntos. Idealmente, cuentan con el aprendizaje que les dejó la experiencia anterior, pero también se le presentan obstáculos que no existieron en su primera vez: hijos, excónyuge, una distribución distinta del patrimonio familiar. Todos estos factores tendrán un impacto en su relación. Como en el primero, dependerá de la pareja el salir victoriosa.



Página 30 de 43« Primera...1020...2829303132...40...Última »