fbpx
Envíame
tu Pregunta
Último
Episodio

En el Día Internacional de la Mujer, desayuno y conferencia para las mujeres de la empresa.

Conferencias sobre Conciliación Trabajo/Vida.

Invitada en radio y televisión.

Conferencista internacional.

Empoderando a la mujer en un festejo del Día de la Madre.

Conferencias para Universidad, Empresas, Colegios, Fundaciones y otras organizaciones.

Episodios – Podcasts

Los mensajes de texto son una excelente herramienta para mantener contacto con los hijos cuando no estamos con ellos, pero si no tenemos cuidado, puede convertirse en una forma de control agobiante y destructora.


No sólo al inicio de la relación, por supuesto, sino durante toda la vida juntos, la pareja debe procurar que la atracción física no disminuya. En este nuevo episodio, algunas consideraciones.


Cuando una persona es diagnosticada con una condición o enfermedad crónica, su vida habrá cambiado para siempre… pero ¿quién dice que esto es una mala noticia?


Un ambiente familiar armonioso depende en gran medida de la buena o mala relación entre los hermanos. Es importante enseñar a los hijos a entenderse, aceptarse y a quererse entre ellos. ¡No siempre una tarea fácil!


Generalmente las personas damos claras señales de quiénes y cómo somos en nuestra relación de pareja; estas conductas y actitudes deberían ser una guía y una señal de alerta para predecir algunos de los serios problemas que potencialmente podría tener la relación.


Con características especiales propias de las nuevas generaciones, los papás millennials tienen una forma específica de criar que tendrá enormes beneficios para sus hijos… ¿Hay algo negativo a vigilar? ¡No te pierdas este episodio!


La vida social es una de las actividades fundamentales para el sano desarrollo de cualquier persona, por lo que no deberíamos de prohibirla. Sin embargo, es muy importante que, por el bien de los jóvenes, sea adecuadamente regulada.


Por supuesto que hay que vivir y disfrutar el momento; el ahora. Sin embargo, no hay que perder de vista el futuro, tener en consideración algunos aspectos que te permitirán tener una vejez feliz y tranquila… Sobre esto nos ocupamos en el episodio de hoy. ¡Escúchalo!


En la relación de pareja no siempre se puede lograr la meta de no irse a dormir enojados, sin embargo, esta frase tiene un trasfondo que puede ayudarte a definir una reconciliación.


Para la gran mayoría de los padres, es un gusto ayudar a un hijo, no importa de qué edad. Sin embargo, es bueno que vigiles cuánta ayuda y de qué tipo le estás dando a tu hijo adulto, pues podrías causarle un daño, sin desearlo.


Página 19 de 111« Primera...10...1718192021...304050...Última »

En noviembre 2008 FrecuenciaCero cumplió 3 años de estar en línea, y había que buscar alguna forma de celebrarlo con todos ustedes que nos escuchan, por ello pensamos en este episodio especial; pero no sólo será un regalo por esos 3 años, sino también una forma de darle la bienvenida al naciente 2009. Reciban de parte de todo el equipo de F0 un abrazo, y los mejores deseos, acompañados de algunos errores y breves audios que nunca han escuchado: nuestros bloopers. ¡Muchas gracias; felicidades, y sigan escuchando nuestros podcasts!


Los accidentes automovilísticos son la primera causa de muerte entre adolescentes. Suelen, desde luego, tener una relación con la ingesta de bebidas alcohólicas. Es una de las maneras más absurdas de morir o de tener lesiones permanentes. Pero lo más asombroso es que son absolutamente prevenibles. Hablemos de algunos parámetros para educar a los jóvenes sobre el manejo del automóvil.


Hay circunstancias en la vida que nos obligan a elegir entre opciones que no son buenas, pero en ese momento debemos de escoger una con el fin de que la consecuencia sea el mal menor. Ni hablar. Debemos de trabajar para hacer lo mejor con la situación que estamos enfrentando. Siempre exigirá un esfuerzo de nuestra parte para salir bien librados, pero no tiene caso vivir lamentando lo que ya no es.


Para tener tranquilidad personal, así como orden en nuestras vidas, es necesario ejercer un adecuado nivel de control. De hecho el autocontrol es una de las características que distinguen a una persona madura de quien no lo es. Sin embargo, muchas patologías muestran una inclinación excesiva a querer controlarlo todo, tarea imposible, que deja al afectado y a quienes lo rodean, llenos de resentimiento y frustración. ¿Cómo saber si lo que hacemos es una conducta sana, o está llegando a la obsesión?


Crecer y convertirse en adulto es un proceso difícil de asimilar. Tristemente, creemos que el perder la inocencia, ingenuidad y espontaneidad propias de la infancia, es lo que significa ser maduro. Y nada está más lejos de la realidad. Endurecer las formas y volverse desconfiado no es madurar. La vida adulta se define por el conocimiento y control que tenemos de nosotros mismos, así como de nuestra capacidad para tomar decisiones inteligentes.


Ya lo sabemos. La vida NO es justa. Y basados en esta premisa debemos de tomar decisiones importantes en nuestra vida, que nos permita elegir LO MEJOR para todos los involucrados, y no necesariamente lo que sería justo, equitativo o le correspondería a cada quien. Es importante mantener en mente que el objetivo es lograr que la situación se resuelva adecuadamente, de acuerdo a las posibilidades que tengan las circunstancias.


Mucho se ha dicho sobre el sexo seguro. Y lo que sí es evidente es que, los cuidados que tomemos en lo referente a nuestra vida sexual, es un asunto absolutamente personal. Sin embargo, como con todas las decisiones importantes, deben hacerse consideraciones INFORMADAS y con absoluta conciencia de las consecuencias de lo que hagamos. La sexualidad involucra mucho más que sólo nuestro cuerpo, por lo que debemos protegernos y cuidar también a la persona con la que compartimos esta esencial parte de nuestra relación de pareja.


¿Cómo es posible que veamos a personas felices a nuestro alrededor? No parecen millonarias, ni particularmente hermosas, ni siquiera famosas. ¿Entonces? ¿Será que la felicidad se le otorga sólo a algunos afortunados, independientemente de su condición económica, física o social? Tal vez existe algún secreto que ignoramos… Tal vez, sencillamente, no hemos estado dispuestos a trabajar para alcanzarla.


La gran mayoría de las veces creemos que las personas que más queremos saben lo importantes que son para nosotros. Damos por sentado que lo tienen claro y nos quedamos tranquilos pensando que interpretarán que nuestro trabajo, nuestras actitudes o los tonos que usamos expresan lo que significan en nuestra vida. Sin embargo, propongo lo siguiente: seamos claros, digamos «me importas» y hagámoslo saber. No dejemos duda acerca de lo que sentimos por los demás. No permitamos NUNCA que se dude del lugar que ocupan en nuestro corazón nuestros seres más queridos.


La procrastinación es el «arte» de dejar todo para la última hora. Hay quienes prefieren trabajar bajo presión y permiten que el tiempo transcurra para empezar a trabajar un segundo antes de la fecha límite de entrega. Hay quienes, completamente agobiados por múltiples tareas, dejan al final lo que puede aplazarse. Hay muchas otras razones que pudieran explicar esta conducta, sin embargo, en todos suele provocar un nivel de estrés y ansiedad tal, que las consecuencias llegan a tener efectos en la salud e incluso en la estabilidad emocional de la persona.


Todas las cosas que hacemos en la vida son reflejo de quienes somos y en lo que creemos. La forma en que trabajamos, en que nos comportamos con nuestra pareja y nuestra familia, y nuestras amistades, «dicen» algo de nosotros mismos. Es por este motivo que, analizando cómo son nuestros amigos, podremos conocer mucho de nosotros mismos también.


Cada vez que decidamos tener una «seria conversación» con alguien, o hacer algo que demuestre nuestro estado de ánimo, es importante que tengamos claro nuestro objetivo, qué es lo que estamos buscando al realizarlo. El simple desahogo sin propósito, o la venganza ante una herida recibida, no proporcionan consuelo y sí hacen daños a veces irreparables en nuestras relaciones interpersonales. Sabiendo el «para qué» podremos encontrar el mejor «cómo».


En ocasiones nos complicamos la vida de tal manera, que no nos damos cuenta de lo rebasados que nos sentimos hasta que el cuerpo nos detiene con una reacción que nos hace sentir enfermos, que puede manifestarse como una crisi de ansiedad. Lo curioso es que nosotros fuimos, poco a poco, construyendo esta rutina que ahora nos agobia. Pero la buena noticia es que, de la misma manera, NOSOTROS podemos cambiarla para mejorar nuestra vida.


Todos tenemos defectos. Unos más difíciles de manejar que otros. Y sus efectos suelen traernos constantes problemas. Pero esta es una de las características fundamentales del ser humano. La imperfección y el esfuerzo continuo por ser mejores es parte intrínseca de nuestra vida. Si no existe una persona sin defectos, ¿cuál es entonces el secreto para construirse una buena vida?


No existe una vida que en algún momento no haya sufrido una crisis. Son rompimientos de lo cotidiano, quiebres de lo que sucedía anteriormente, que nos toma desprevenidos, nos sorprende y no tenemos claro qué hacer. Pero como todo, puede verse como un grave problema, deprimirnos y bloquearnos, impidiéndonos llegar a una buena solución. O puede verse como la oportunidad de salir en mejores condiciones de las que se tenía antes de sufrirla.


Como sabes, la comunicación tiene muchos niveles. La forma en que te vistes, la forma en que hablas, la forma en que te presentas, dice cosas de ti. De la misma manera, las decisiones que tomas en la vida, describen tus intereses y tus principios. Tu estilo particular de afrontar la vida. Cuando criticas negativamente a tu pareja, a tus amigos, tus circunstancias, etc., de manera directa y franca, estás reflejando tu descontento con tus propias elecciones.


Cuando estamos en medio de un problema, e involucramos intensamente a los sentimientos, la objetividad suele perderse en el camino. Y, desafortunadamente, esta es una fórmula para el desastre. Agrandar o disminuir la verdadera proporción de una situación puede llevarnos a terminar más lastimados y sin ninguna posibilidad de hacer un análisis adecuado para tomar la mejor decisión.


Muchas personas se enfrentan a la pérdida del empleo en algún momento de su vida. Nunca es agradable, y las consecuencias no se limitan al impacto económico, sino también abarcan un efecto emocional y hasta físico. Por esta razón, no es sólo quien no tiene trabajo el que se afecta, sino todos los que lo rodean. Es una etapa difícil, pero siempre hay opciones para solucionarla cuanto antes.


En este mundo tan competitivo, en donde la gran mayoría de las personas luchan diariamente por alcanzar el primer lugar, por sobresalir, por ganar, ¿por qué no tomar la iniciativa y llevar esta actitud «hasta la cocina»? La primera beneficiada de este estilo de hacer las cosas, debería ser la familia. Compitamos entre familias para ser las más felices, el matrimonio que más se quiere, que más unido está. Todos los días luchemos por ser, verdaderamente, «los números uno».


Es curioso como con frecuencia nos comportamos de una manera liberal, que deja en claro que no estamos de acuerdo con ciertas tradiciones, para después querer seguir al pie de la letra los ritos de una ceremonia específica. La congruencia, incluso en este tipo de asuntos, nos permite fortalecer la manera en que sostendremos nuestros principios y marco de valores en las vicisitudes de la vida.


Página 19 de 26« Primera...10...1718192021...Última »

Los detalles hacen gran diferencia en una relación. Aún cuando ésta sea cercana y positiva, tomarnos el tiempo de mantener ciertas atenciones con nuestra pareja, nuestro amigo, compañero de trabajo o familiar, le dará un toque especial que mantendrá la relación fresca y constantemente renovada. Entonces, ¿por qué lo de las «verduritas en el arroz»?


La moral, el saber distinguir entre el bien y el mal, y ser capaces de tomar una decisión correcta, es una formación que toma años, y que se da principalmente en el hogar. ¿Qué ha sucedido con los padres de familia en los últimos años, que están educando a generaciones enteras de jóvenes que parecen confundidos acerca del mejor camino para construirse un destino significativo, trascendente y satisfactorio?


Casarse es uno de los pasos más comprometedores de nuestra vida. Nuestra existencia cambia de manera tan drástica, que vale la pena hacer una “ceremonia” de despedida de la etapa anterior y “bienvenida” de la siguiente. Pero no hay que olvidar la seriedad de lo que estamos haciendo, y la importancia que tiene el significado que le demos a ese festejo.


Todos necesitamos de los otros para sobrevivir. «El hombre es un ser social», ¿recuerdan? Los vínculos con nuestra pareja, familia y amigos es lo que nos permite sentir que pertenecemos, que somos parte de un grupo que tiene importancia en nuestra vida. De que somos aceptados y necesitados. Esto le da gran sentido a nuestra existencia. Sin embargo, ¿cómo podemos saber si la dependencia que tenemos a una persona o a un grupo no es sana?


Existen muchas maneras de expresar cariño. Puede ser con ternura, no necesariamente hay que decirlo en voz alta. Sólo tener la capacidad de conmoverse por algo y expresar empatía, es el primer paso para demostrarles a nuestro cónyuge, nuestros hijos, nuestros familiares y amigos, que significan mucho para nosotros, y que estamos dispuestos a dar un verdadero testimonio de nuestro amor.


La profunda y real cercanía con el otro se obtiene cuando tenemos, primero, un grado adecuado de intimidad con nosotros mismos. Requerimos de todo un «mundo interior» que nos defina como personas, y que nos haga saber que somos fuertes y capaces estando solos. Esta necesidad innata de conexión nos lleva a buscar fantasías, falsas intimidades, que sólo nos dejan una sensación de vacío y con profundo dolor. Entonces, ¿cómo sabemos que tenemos una intimidad verdadera con nuestra pareja?


Si existiera una garantía de que nuestro cónyuge no nos será infiel, iríamos al matrimonio con más confianza y tranquilidad, ya que este problema es uno de los que causa mayor devastación y distanciamiento entre las parejas. ¿Existen señales que podamos detectar para saber si sufriremos esta experiencia? Ya casados, ¿hay manera de prevenirlo?


Vamos por la vida corriendo. Necesitamos días de 38 horas… La vida urbana, la competencia profesional, la necesidad de sentirse efectivo, ha logrado que el estrés se haya elevado a niveles verdaderamente preocupantes en todo el mundo. Si no tomamos la decisión de detenernos en esta carrera contra el tiempo, podremos comprobar que, tristemente, se habrá acabado sin haber disfrutado de lo importante.


La familia es verdaderamente la fuente de la felicidad. Es el lugar donde encontramos el cariño, el apoyo, la compañía y el propósito que le da sentido a nuestra vida. Por esta razón, cuando las circunstancias así lo ameritan, es necesario ser capaces de tomar determinaciones que la fortalezcan y nos hagan felices.


Es una tendencia cada día más popular en todas partes del planeta. Comunidades cibernéticas en donde uno vive una vida muy semejante a la real. Es temprano para ver el impacto que tendrá en nuestras vidas, pero el impresionante número de usuarios amerita que nos detengamos a reflexionar sobre esta nueva área de entretenimiento.


Sé que cuando hicimos nuestros votos matrimoniales, no pensábamos en todas las posibilidades en las que se iban a poner a prueba. Esperábamos tal vez que “lo adverso” fuera otra cosa, nunca algo que nos hiciera dudar de lo adecuada de nuestra decisión de casarnos con nuestra pareja, o que francamente matara todo el amor que sentíamos…y entonces, ¿qué hacer con la promesa matrimonial.  


Aunque en la relación de pareja todo es posible, hay condiciones que pueden actuar en nuestra contra. Una diferencia de edad importante suele ser una de estas condiciones: hay factores que estadísticamente confirman que el matrimonio tendrá serias probabilidades de NO subsistir cuando uno es mucho mayor que el otro, por lo que debemos considerarlo al momento de decidir formar una familia.  


La manera en que cada matrimonio maneja el dinero de la casa, es un asunto personal. Lo que funciona para unos, no necesariamente funciona para otros. Así que no es tanto la metodología, sino la actitud con la que la pareja está dispuesta a organizar su presupuesto. Si se mantiene en mente que son un solo frente, un equipo, todo funcionará sin problemas.  


No todas las relaciones son rescatables. No siempre podemos o queremos conservar una amistad, o estar cercanos a un familiar o incluso a nuestro cónyuge. ¿Cuándo debemos determinar si esa relación debe ser una “pérdida necesaria en nuestra vida? Y si hemos decidido terminar, ¿cómo hacerlo? El fin de una amistad, de una familiaridad, de un matrimonio es siempre delicado, ¿hay una mejor manera para hacerlo?  


Aunque parezca extraño, a veces es mejor, para el que tiene problemas, no ir en su rescate. Daremos mayor y mejor apoyo si dejamos que sufra las consecuencias de su mala decisión. El amor verdadero no es el que impide que el otro sufra, sino que acompaña en el sufrimiento, con el fin de que haya un aprendizaje que le permita no volver a cometer el mismo error.  


Al momento de elegir a alguien con quien compartiremos la vida, traeremos hijos al mundo y envejeceremos juntos, es muy importante estar seguros de que sus características son las que deseamos, respetamos y admiramos, pues puede convertirse, después, en una pesadilla de la cual será muy complicado salir. Elegir como cónyuge a un cocodrilo, tiene sus conveniencias, pero también, serias desventajas que es importante considerar.  


Es una manera, a veces nada sutil, de ejercer presión. Es una manifestación de un claro deseo de control. Es, sencillamente, una agresión pasiva. La manipulación emocional suele provocar mucho resentimiento y acaba por deteriorar seriamente una relación de cualquier tipo. Debemos mostrar la madurez e inteligencia suficientes para manejar los problemas de frente, sin escondernos en falsos sentimentalismos.  


La Internet tiene muchas ventajas, por supuesto. Podemos mantener contacto con nuestros seres queridos, conocer lo que está ocurriendo en este momento en cualquier parte del mundo, ¡escuchar “Pregúntale a Mónica”!, entre otras. Sin embargo, también ha creado una nueva tendencia: la de las relaciones por «chateo», despersonalizando nuestro contacto humano y haciendo de este intercambio algo muy superficial, al no tener una cercanía física (y por lo tanto más real) con la pareja virtual.


En la relación de pareja, con frecuencia nos preguntamos a quién debemos de poner primero, ¿a los hijos o al cónyuge? Por supuesto, es evidente que reforzar nuestro matrimonio debe ser la prioridad. Sin embargo, es importante establecer ante qué circunstancias es necesario que los hijos estén en el primer lugar de la lista de la familia.  


¿Alguien recuerda cómo se llaman los aniversarios, según los años que se cumplen de casados? El aniversario de plata, por ejemplo, es la celebración del año 25 de matrimonio. ¿Cuántos casos conocemos que los están celebrando? Desafortunadamente, cada vez menos. Todos tenemos una responsabilidad social por apoyar y fortalecer a los matrimonios para que lleguen a celebrar, por lo menos, hasta su Aniversario de Diamante.  


Página 19 de 24« Primera...10...1718192021...Última »

Estar presente no se refiere a la mera presencia física, sino al verdadero involucramiento con el otro. Significa conocer, interesarse, apoyar y acompañar, a pesar de que pueda ser complicado para nosotros. Es asumir el compromiso que adquirimos al decidir ser parte de la vida de otra persona, ya sea como amigos, como padres o como pareja. En pocas palabras, es darnos al otro, para encontrar en la entrega, lo mejor de nosotros mismos.


En general, al pensarse en el futuro, la gran mayoría de las personas desean tener hijos, para formar la que se llama una «familia tradicional»: papá, mamá y sus descendientes. Sin embargo, existen también las personas que desean tener la compañía y apoyo de una pareja, pero no desean tener hijos. ¿Tiene un impacto negativo para él o ella, o para su relación de pareja?


Los detalles hacen gran diferencia en una relación. Aún cuando ésta sea cercana y positiva, tomarnos el tiempo de mantener ciertas atenciones con nuestra pareja, nuestro amigo, compañero de trabajo o familiar, le dará un toque especial que mantendrá la relación fresca y constantemente renovada. Entonces, ¿por qué lo de las «verduritas en el arroz»?


La moral, el saber distinguir entre el bien y el mal, y ser capaces de tomar una decisión correcta, es una formación que toma años, y que se da principalmente en el hogar. ¿Qué ha sucedido con los padres de familia en los últimos años, que están educando a generaciones enteras de jóvenes que parecen confundidos acerca del mejor camino para construirse un destino significativo, trascendente y satisfactorio?


Por supuesto que nuestro objetivo como padres, es hacer de nuestros hijos unas personas de bien, responsables e independientes. Pero el momento de autonomía absoluta llega en el día en que, como adultos, pueden hacerse completo cargo de sí mismos y de las consecuencias de sus decisiones. Mientras eso llega, deberemos ser nosotros los que pondremos los parámetros para que, poco a poco, ellos puedan ir delineando su propio destino.


Somos mamá o papá desde que nace nuestro primer hijo, hasta el día en que morimos. Nuestra función de orientadores permanece aún después de que nuestros hijos alcanzan la vida adulta. Pero, ¿en dónde está la línea que separa el «adecuado apoyo paternal» y la acosadora sobreprotección? El saberlo es indispensable para ayudar a nuestros hijos a ser personas responsables e independientes, capaces de construir su propio destino.


Sin importar cómo llegaron a nuestras vidas, los papás amamos a nuestros hijos con todo nuestro corazón. El acto de dar en adopción, así como el de adoptar a un pequeño, son de las acciones de mayor desprendimiento y generosidad que podemos encontrar en los padres de familia. Tener hijos adoptados debe ser motivo de orgullo y ejemplaridad, por lo que no debería ser ocultado. Sin embargo, es crucial saber explicarlo a los hijos en el momento y de la manera adecuados.


Existen muchas maneras de expresar cariño. Puede ser con ternura, no necesariamente hay que decirlo en voz alta. Sólo tener la capacidad de conmoverse por algo y expresar empatía, es el primer paso para demostrarles a nuestro cónyuge, nuestros hijos, nuestros familiares y amigos, que significan mucho para nosotros, y que estamos dispuestos a dar un verdadero testimonio de nuestro amor.


Cada profesor tiene una gran responsabilidad en la formación de nuestros hijos. Al pasar gran número de horas con ellos en la escuela, la forma en que enseñan, refuerzan y llaman la atención, tiene gran influencia en la imagen que el niño tiene de sí mismo. Es por eso que la importancia de su labor va más allá de su habilidad de enseñar la materia que explica en clase.


Como parte de una buena formación de los hijos, es muy importante establecer en la familia lo que se llama «ritos de pasaje», que son tradiciones especiales que marcan la superación de una etapa y la entrada a otra de mayor responsabilidad en la vida del niño. Cada familia debe instituir los suyos, respetando las costumbres heredadas de generaciones anteriores.


La familia es verdaderamente la fuente de la felicidad. Es el lugar donde encontramos el cariño, el apoyo, la compañía y el propósito que le da sentido a nuestra vida. Por esta razón, cuando las circunstancias así lo ameritan, es necesario ser capaces de tomar determinaciones que la fortalezcan y nos hagan felices.


Es una tendencia cada día más popular en todas partes del planeta. Comunidades cibernéticas en donde uno vive una vida muy semejante a la real. Es temprano para ver el impacto que tendrá en nuestras vidas, pero el impresionante número de usuarios amerita que nos detengamos a reflexionar sobre esta nueva área de entretenimiento.


El papá es una de las influencias más significativas en la vida de una persona. Su impacto se refleja en todas las áreas de la persona: seguridad en sí mismo, amor al trabajo, compromiso ante la familia, trato a la mujer, etc. De ahí la importancia de mantenerse permanentemente presente, consciente de su papel y ejemplo en la vida de los hijos.


Los índices de alcoholismo adolescente han subido de manera desproporcionada en los últimos años. La edad en que una persona ingiere su primer bebida alcohólica se ha reducido. Hay que conocer algunos datos sobre los efectos del alcohol en los adolescentes, para darles a los jóvenes la información necesaria para tomar decisiones inteligentes a este respecto.  


El abuso infantil es de los crímenes más inhumanos que existen. Se supone que por lo menos como especie, estamos obligados a cuidar a los más pequeños para que nuestra raza subsista. Como personas, no hay cabida, en una mente normal, para algo menos que la protección, el cuidado e inmenso amor para todos los niños que nos rodean.  


Cuando los papás han sido buenos y permanecido cercanos, lo de «honrarás a tu padre y a tu madre» es tarea fácil. Sin embargo, cuando la relación entre padres e hijos ha sido tensa y distante, la cosa se complica. Ser buen hijo demanda de ciertas obligaciones, pero también existen lineamientos que es importante considerar cuando el daño es más profundo.  


Aunque es bueno conocer principios de educación y disciplina para mejorar nuestra capacidad de formación de los hijos, hoy en día los padres estamos educando con gran temor de provocar “traumas” irreparables en los hijos, que les impidan desarrollarse adecuadamente como personas de bien. Curiosamente, este temor provoca precisamente lo que estamos esforzándonos por evitar. La mejor fórmula en formación, es la de “cariñosa firmeza”, con la seguridad que nos da el saber que, lo que decidamos en cuanto a disciplina y educación, lo hacemos por el bien de los hijos.  


En esta época no nos podemos dar el lujo de no conversar con nuestros hijos sobre el tema de la sexualidad. Hay tanta información disponible para ellos, que es indispensable que nos aseguremos que les estamos transmitiendo nuestros valores y principios en el manejo de lo que será una de las decisiones más importantes de su vida: la relación de pareja.  


Aunque parezca extraño, a veces es mejor, para el que tiene problemas, no ir en su rescate. Daremos mayor y mejor apoyo si dejamos que sufra las consecuencias de su mala decisión. El amor verdadero no es el que impide que el otro sufra, sino que acompaña en el sufrimiento, con el fin de que haya un aprendizaje que le permita no volver a cometer el mismo error.  


Es una manera, a veces nada sutil, de ejercer presión. Es una manifestación de un claro deseo de control. Es, sencillamente, una agresión pasiva. La manipulación emocional suele provocar mucho resentimiento y acaba por deteriorar seriamente una relación de cualquier tipo. Debemos mostrar la madurez e inteligencia suficientes para manejar los problemas de frente, sin escondernos en falsos sentimentalismos.  


Página 19 de 23« Primera...10...1718192021...Última »

Orientación e ideas para enfrentar y resolver problemas personales, de pareja o familiares, con la psicóloga Mónica Bulnes de Lara. Porque tu familia es lo más importante

Envíame tu pregunta
Lista completa de episodios
No Más Víctimas E-book

Pregúntale a Mónica está disponible en Podbean

Pregúntale a Mónica en Spotify
Generación App
Pregúntale a Mónica en iTunes
Sonríe Mamá