Enviame
tu Pregunta
Último
Episodio

En entrevista de radio.

Entrevista con Claudio Aldunate en el programa "Dr. en Casa".

Presentación del libro “Generación App”, con Otto Granados, Embajador de México en Chile.

Mónica Bulnes en conferencia sobre su libro "Generación App".

En la Feria Internacional del Libro de Santiago de Chile.

portada-conferencia-icare

Conferencia en ICARE, Instituto Chileno de Administración Racional de Empresas.

Episodios – Podcasts

Durante las fiestas decembrinas, y en otras ocasiones especiales, pueden ocurrir reuniones con momentos incómodos, debido al estado de la relación de algunas personas invitadas… ¿cuál es la mejor manera de manejar situaciones como estas?


Los frutos positivos de haber llevado una disciplina cariñosa, pero firme, cuando los hijos son pequeños, se empiezan a apreciar muy pronto en la vida familiar. Nunca es tarde, pero entre más temprano empieces… ¡mejor!


Siendo la más difícil de detectar y comprobar, la violencia disfrazada causa profundos estragos a quienes la sufren. Pero lo primero, es saber si tú eres víctima de esta situación para poder empezar el camino hacia la seguridad y la tranquilidad.


Subidas y bajadas. Buenas épocas y etapas de monotonía. Todo esto es normal dentro de la relación de pareja, pero si te descuidas, sin que nada pasa en realidad, el aburrimiento puede provocar el fin de tu matrimonio.


No hay presupuesto que aguante si hay que pagarle a los hijos para que nos hagan un favor. ¿Por qué llegamos a eso? ¿Cómo le hago si no lo hace de otra manera? En este episodio, hablaremos de este fundamental tema para todos en la familia.


Es normal que la relación entre dos personas tenga etapas buenas y momentos malos. ¿Cómo hacer para que en la convivencia en pareja lo bueno sean “etapas” y lo malo sólo “momentos”? Escucha este episodio con ideas para lograr este resultado.


Nos centramos demasiado en la capacidad intelectual y en el desempeño académico, pensando que es la clave del triunfo personal o profesional. En este episodio revisaremos las características personales (que todos poseemos) que aseguran el éxito en nuestra vida.


No distingue edad, sexo, ocupación. Un ataque de pánico puede sucederle a cualquiera, en los momentos más inesperados. ¿Se curan? ¿Los medicamentos funcionan? Escucha este episodio en donde se proponen algunas estrategias para su efectivo manejo.


¿Estás diciendo muchos “NO” a tus hijos? Obviamente, a veces no hay remedio, hay que decirlo. Sin embargo, ojalá fueran las menos posibles ya que un exceso de negaciones tiene repercusiones indeseables. Para saber cuáles son algunas de ellas, escucha este episodio.


Cuando hemos estado involucrados emocionalmente, siempre es difícil un rompimiento. Si, además, ya existe familia entre ustedes, aún más complicado. ¿Cuáles serían los primeros pasos a seguir cuando la terminación se hace oficial? ¡Escucha este episodio!


Página 19 de 98« Primera...10...1718192021...304050...Última »

La paz interior es uno de los grandes motores de la felicidad personal. La manera de sentirse tranquilo con uno mismo, es viviendo una vida congruente con nuestras creencias. Y es así que debemos analizar qué es lo que sabemos valioso y necesario en todas las áreas de nuestra vida, para poder diseñar un plan concreto que nos lleve a una existencia más completa y más equilibrada.  


Negación, enojo, negociación, depresión y aceptación. El proceso de luto suele ser largo y doloroso, pero necesario para asimilar la pérdida de un ser querido. La duración y la forma del duelo varían de acuerdo a la forma en que falleció el familiar o amigo, la personalidad de quien sufre el luto y los diferentes sistemas de apoyo con los que cuenta. Busquemos la manera de proporcionar consuelo y compañía a quien esté sufriendo, de manera práctica y real, para facilitar este momento tan complicado.


La mejor manera de evitar enfrentar la realidad es diciendo que estás confundida(o), o que ignoras algo. Es una forma muy hábil de presentarnos ante nosotros mismos y los demás, de manera que no se nos exija que tomemos decisiones o hagamos algo que modifique, por fin, nuestra vida. El fingir ignorancia, el aparentar confusión, sólo alarga la agonía de seguir viviendo una existencia problemática y sin sentido.


No es posible que siga habiendo niños muriéndose de hambre. No es posible que haya familias que no pueden sobrevivir un invierno. O personas que necesitan compañía o apoyo. No es posible que no haya ALGO, por pequeño que sea, que todos podamos hacer por los demás. Curiosamente, al extender mi mano para ayudar al otro, mi estado de ánimo mejorará y mis propios problemas familiares o personales serán más manejables.


En pocas palabras, somos lo que hacemos de nosotros. La visión que tenemos de la vida, y la actitud de los acontecimientos que nos suceden pueden irse modificando de manera que podamos enfrentarlas con más optimismo y entusiasmo. Pero como cualquier habilidad, requiere de práctica para fortalecerse y permanecer en nuestro repertorio de respuestas.


Estar presente no se refiere a la mera presencia física, sino al verdadero involucramiento con el otro. Significa conocer, interesarse, apoyar y acompañar, a pesar de que pueda ser complicado para nosotros. Es asumir el compromiso que adquirimos al decidir ser parte de la vida de otra persona, ya sea como amigos, como padres o como pareja. En pocas palabras, es darnos al otro, para encontrar en la entrega, lo mejor de nosotros mismos.


Los detalles hacen gran diferencia en una relación. Aún cuando ésta sea cercana y positiva, tomarnos el tiempo de mantener ciertas atenciones con nuestra pareja, nuestro amigo, compañero de trabajo o familiar, le dará un toque especial que mantendrá la relación fresca y constantemente renovada. Entonces, ¿por qué lo de las “verduritas en el arroz”?


Con frecuencia, el término tolerancia se refiere a una capacidad de soportar: “¿Cuánto dolor puedes tolerar?”.  Sin embargo, al hablar de personas, no debería implicarse lo molesto que nos resulta el encuentro con el otro. La verdadera aceptación se logra al respetar a cada individuo como valioso e irremplazable.


Todos necesitamos de los otros para sobrevivir. “El hombre es un ser social”, ¿recuerdan? Los vínculos con nuestra pareja, familia y amigos es lo que nos permite sentir que pertenecemos, que somos parte de un grupo que tiene importancia en nuestra vida. De que somos aceptados y necesitados. Esto le da gran sentido a nuestra existencia. Sin embargo, ¿cómo podemos saber si la dependencia que tenemos a una persona o a un grupo no es sana?


Existen muchas maneras de expresar cariño. Puede ser con ternura, no necesariamente hay que decirlo en voz alta. Sólo tener la capacidad de conmoverse por algo y expresar empatía, es el primer paso para demostrarles a nuestro cónyuge, nuestros hijos, nuestros familiares y amigos, que significan mucho para nosotros, y que estamos dispuestos a dar un verdadero testimonio de nuestro amor.


La paciencia es una de las virtudes más valiosas que podemos practicar en nuestra vida, ya que nos permite disfrutar de los beneficios de cualquier cosa que tome algún tiempo en estar lista. Y gran parte de las cosas que valen verdaderamente la pena no son inmediatas, hay que saber esperar por ellas, van creciendo, madurando, enriqueciéndose, de tal manera que se convierten en algo profundo, trascendente e increíblemente satisfactorio.


Nuestras capacidades de asombro, de agradecimiento, de disfrutar el momento, deben practicarse diariamente. En el momento en que dejamos de sentirlas, perdemos gran parte de nuestra humanidad. La alegría hace posible recuperarse de los golpes de la vida, superar una tragedia, conservar la proporción de los problemas y recuperar la energía necesaria para retomar el camino a la felicidad.


La imagen que tenemos de nosotros mismos es una de las razones por las que tomamos el tipo de decisiones que elegimos diariamente. Una persona con alta autoestima suele considerarse como segura de sí misma, asertiva, activa y de gran éxito. ¿Cuál es el secreto de quienes logran lo que se proponen? ¿Existe una manera de fortalecer la percepción de nosotros mismos, o una vez establecida es imposible modificarla?


Por supuesto que nuestra condición de seres humanos nos permite tener sentimientos, todos ellos necesarios para apreciar cada momento de nuestra existencia. Sin embargo, cuando estos sentimientos se vuelven centro y motor de nuestra vida y dejamos de sentir para sólo consentir, nos encontramos atrapados en un mundo de situaciones cambiantes, cuya veleta es el humor con el que nos encontramos en un momento determinado. Debemos ser dueños de nuestros sentimientos, no esclavos de ellos.  


La profunda y real cercanía con el otro se obtiene cuando tenemos, primero, un grado adecuado de intimidad con nosotros mismos. Requerimos de todo un “mundo interior” que nos defina como personas, y que nos haga saber que somos fuertes y capaces estando solos. Esta necesidad innata de conexión nos lleva a buscar fantasías, falsas intimidades, que sólo nos dejan una sensación de vacío y con profundo dolor. Entonces, ¿cómo sabemos que tenemos una intimidad verdadera con nuestra pareja?


Nunca es tarde, cualquier momento es bueno para empezar algo bueno. No hay que esperar a que suceda un evento específico o sea una fecha determinada. Si algo te molesta de tus hábitos o actitudes, ESTE es el momento para iniciar el cambio.  Poco a poco, con esfuerzo, pero si lo haces con determinación, serás la persona que deseas ser, y construyendo el ambiente en el que quieres vivir.


Tener mentalidad de ganador es la diferencia fundamental que existe entre los que hacen que las cosas sucedan, y los que esperan a que algo milagroso ocurra en sus vidas para lograr sus objetivos. No sólo es necesario admirar a las personas que han tenido éxito personal y profesional. También se requiere el imitar los pasos que ellos han seguido para alcanzar la meta. El camino no es fácil, pero sólo los que están dispuestos a hacer el esfuerzo, construyen la vida que desean.


Hay muchas maneras de expresarse. La comunicación se da en tantos niveles, que constantemente estamos enviando mensajes que perciben los demás, aún sin notarlo. Y aunque no es sano estar exageradamente concentrados en  lo que “decimos” no verbal y verbalmente, es útil estar conscientes de los mensajes que transmitimos, para que las reacciones que provoquemos no nos sorprendan.


El feminicidio es, tristemente, una palabra de uso más frecuente cada día. Nos hemos enterado de casos en todas partes del mundo, y se han organizado campañas de concientización en ciudades y poblados con la esperanza de que el número de casos de violencia contra la mujer disminuya cada año. Esta no sólo es una labor de gobierno e instituciones, es una tarea que cada hombre y cada mujer debe tomar como suya.


Página 19 de 24« Primera...10...1718192021...Última »

Es una de las grandes tragedias en la familia. La mujer es centro y fortaleza del hogar, y cuando ella falta, se ven afectados todos los que la rodean. Una vez que ha ocurrido, es muy difícil la recuperación del matrimonio y la reconstrucción del respeto de los hijos. La infidelidad, en cualquiera de sus formas, no debe existir en la familia.


Como todo en la vida, la rutina puede traer grandes beneficios a la vida familiar, pero también puede ser sumamente desgastante para la relación de pareja. Entonces, ¿cómo lograr los aspectos positivos de la rutina, sin caer en lo tedioso y aburrido que resulta hacer siempre lo mismo? La creatividad  y el buen humor suelen ser nuestras mejores herramientas.


Muchas relaciones se ven innecesariamente afectadas por una interminable lucha de poder. Padres e hijos, matrimonios, amistades, compañeros de trabajo… La sensación de haber ganado una discusión, de decir la última palabra o sentir al otro vencido, es lo que termina con la relación y nuestra paz interior. Se necesita gran fortaleza de carácter para superar este ciclo vicioso que nos terminará dejando solos y amargados.


A veces nuestra pareja nos confunde. Su comportamiento demuestra, a ratos mucho amor, y en otros, distancia e incluso molestia. ¿Me quiere o no? Esta pregunta nos acosa, pues de ella se deriva la prolongación de un noviazgo o la terminación de un matrimonio. Aprender a interpretar el lenguaje del comportamiento del otro, es un “arte” difícil de dominar, sin embargo, hay parámetros generales que nos ayudan a saber qué está pasando, para tomar una decisión inteligente sobre nuestra relación de pareja.


Estamos de fiesta. Celebramos cien episodios, cien momentos de encontrarnos contigo dos veces por semana, compartiendo tus alegrías y tus problemas, tus obstáculos y tus grandes logros; trabajando contigo, acompañándote en el proceso de lograr que tu vida familiar, tu relación de pareja, tu crecimiento personal, se encaminen a ser más plenas y felices. Esperamos que nos permitas seguir formando parte de tu vida. ¡Muchísimas gracias!


Cualquiera de las dos opciones debe ser nuestro último recurso. Sin embargo, cuando esto sucede, ¿cómo decidir entre el divorcio o la separación?, ¿cuándo y por qué elegir una o la otra? A pesar de que en principio podrían parecer de resultados similares, los efectos en la pareja y en los hijos son muy distintos, y esta decisión depende por completo del contexto familiar de cada persona. Elegir estas opciones, son tan determinantes de nuestro futuro, como la de matrimonio. Hay que tomar la decisión con tiempo y con gran reflexión.  


Unas vacaciones familiares son la mejor oportunidad para una convivencia intensa con los más cercanos a nosotros. Precisamente porque rompen con la rutina diaria y estamos en un estado emocional relajado, podemos llegar a redescubrir al cónyuge, a un hijo y, ¿por qué no?, a uno mismo. No hay trabajo, ni presupuesto, que justifique el aplazar días de descanso que nos permitan recargar energías y fortalecer el círculo que nos proporciona la verdadera felicidad: la familia.  


En toda relación – ya sea de matrimonio, noviazgo, trabajo, familiar o de amistad – existen mensajes que nos permiten interpretar si ésta es positiva y debe seguir adelante, o dañina, y lo mejor sería terminarla. Lo ideal es estar siempre alerta a estas señales de alarma, con el fin de poder evaluar la “salud” de nuestra relación, y poder tomar las medidas necesarias para corregirla, si fuera necesario, antes de que fuera demasiado tarde. No cometamos el error de ignorar estos mensajes pues son el lenguaje que nos permitirá conocer el camino a una vida plena y feliz.  


Fechas como estas nos invitan a reflexionar sobre el papel que hoy en día juega la mujer en la sociedad del siglo XXI. No sólo se trata de analizar cómo es que los demás nos ven, sino la misma imagen que nosotras proyectamos en este mundo. Hemos vivido diversos procesos, como por ejemplo el del feminismo, que han permitido el que disfrutemos de derechos indispensables (votar, estudiar, trabajar), pero también hemos dejado pasar grandes oportunidades de desarrollo personal. ¿Hemos mejorado?, ¿somos más felices? Si no es así, ¿qué nos falta?  


No hay nada más difícil que reconocer que somos los primeros en necesitar cambiar para que nuestra vida mejore. No hay nada más difícl que hacer los primeros pasos para que esta modificación de nuestra conducta, de nuestras actitudes, suceda. No hay tarea más difícil que el cambio.  


Evidentemente, al tratarse de una relación de dos individuos, las diferencias en una pareja suelen ser muchas. ¿Qué hacer cuando uno es más desordenado que el otro? El mejor matrimonio no es el que se parece más entre sí, sino el que reconoce y aprovecha lo que tiene el otro que él mismo carece. El complemento – y la felicidad – se da en la diferencia.  


Aunque siempre el impacto es muy fuerte, ante enfermedades graves, la dinámica en la que se manejará la familia dependerá de quién sea el afectado. Ya sea que el enfermo sea uno de los padres, o uno de los hijos, la primer y más importante parte del tratamiento, será el que los padres mantengan un frente unido, para apoyarse y fortalecerse mutuamente, y así poder sobrellevar la pena y dificultad que esta experiencia provoca. La relación de pareja se someterá a una prueba que sólo será superada gracias a la fortaleza del carácter de cada uno, y la fortaleza del amor que sientan el uno por el otro.  


Si, como dicen los que se inclinan por la unión libre, es “lo mismo” casarse que vivir con quien elegimos como pareja, ¿por qué sigue existiendo el matrimonio en nuestra sociedad? ¿Es verdaderamente una imposición cultural o religiosa, o tiene alguna ventaja real contra el “vivir juntos”? Es importante conocer los aspectos positivos y negativos que ambas opciones ofrecen, para poder tomar una decisión inteligente de la que será una de las más importantes de nuestra vida.


Una de las situaciones que nos resultan más vergonzosas y difíciles de sobrellevar, es el ser descubiertos en una mentira. Si las consecuencias suelen ser tan desastrosas, ¿por qué mentir? La respuesta evidente es el logro a corto plazo de un objetivo. Sin embargo, la relación con la persona a la que le mentimos (la pareja, los padres, el jefe, los amigos…), se verá por siempre dañada, y, si sobrevive, nunca volverá a ser la misma. El miedo a enfrentar la verdad puede ser una fuerza poderosa para mentir pero, ¿vale la pena el riesgo de perder a quien queremos?  


Una de las cosas que afectan más a una relación de pareja son los celos, infundados o no. Cuando este nefasto sentimiento se cuela en nuestra vida, es necesario tomar las decisiones adecuadas para deshacernos de él lo antes posible. Desde luego, las opciones suelen ser desagradables y difíciles, en la mayoría de los casos, pero si no se manejan con la eficacia necesaria, acabará con nuestra tranquilidad, con nuestra salud – mental y física – y, finalmente, con la misma relación que tratábamos de proteger.


Cuando elegimos la que será nuestra ocupación profesional, debemos de considerar lo que planeamos en lo que respecta a nuestra vida personal. No hay manera de evitar que estos dos aspectos de nuestras vidas se intercalen y afecten mutuamente. Y para lograr una existencia armónica y feliz, es necesario definir nuestras prioridades y tomar las decisiones adecuadas para, además de lograr nuestras metas profesionales, alcanzar los más importantes y satisfactorios objetivos personales.


La formación de personas íntegras, de valores y principios, capaces de sacar al mundo adelante, inicia en el seno familiar. De la familia depende un futuro mejor para toda la humanidad y de ahí su valor trascendental. Es nuestra responsabilidad el hacer todo lo posible para que esta institución se fomente y fortalezca, ya que está comprobada su utilidad para formar personas seguras, estables y más felices, que contribuirán de manera más efectiva al bien de la sociedad.


¿Quiénes son nuestros amigos? ¿Realmente la amistad es una relación entre dos almas gemelas, en la que los estilos se complementan perfectamente? Y, un poco más allá, ¿podemos ser verdaderos amigos de nuestro cónyuge, de nuestros papás, de nuestros hijos? ¿Qué distingue todas estas relaciones, de manera que podamos saber en cuáles tendremos una amistad fructífera, real, que enriquezca nuestra vida y nos ayude a mejorar como personas? Respondiendo estas preguntas, será más sencillo reconocer la función de cada una de las personas que nos rodean, así como el aceptar los defectos o manías que nuestros verdaderos amigos tienen, que los distinguen y los hace especiales y únicos.


En muchas ocasiones, no nos damos cuenta de las capacidades que una persona tiene para modificar las cosas. La mujer es el centro del hogar. Si ella está de buenas y dispuesta a no perder el control, no habrá mal humor o circunstancia que desmejore el ambiente familiar. Si ella abandona y se deja vencer por una situación negativa, cada uno de los miembros de la familia sufrirá las consecuencias. El estar conciente del poder femenino dentro de la relación de pareja, ayuda en el proceso de cambiar la manera en la que enfrentamos y solucionamos los problemas.


Las mascotas son una parte fundamental de la familia. No sólo proporcionan compañía y diversión, sino que también otorgan grandes oportunidades de formación para los hijos, pues enseñan responsabilidad y múltiples lecciones de biología. Para los padres de familia es una buena manera de aplicar diferentes experiencias de vida, pero, como todo, hay factores muy importantes a considerar para tomar la decisión de adquirir este compromiso tan grande, como es el de hacerse cargo de otro ser vivo.


Página 19 de 22« Primera...10...1718192021...Última »

Con frecuencia creemos que la felicidad en nuestra relación, con nuestros hijos, con el resto de la familia y amigos, requiere de una modificación radical en nuestras vidas, pero la experiencia ha mostrado que el cambio de actitud es la diferencia fundamental que logrará que reencontremos el camino a una convivencia más feliz con quienes queremos.


Los efectos del divorcio tienen secuelas que permanecen por el resto de la vida de nuestros hijos. Estar concientes de las repercusiones que podrán tener en la elección de pareja, en la forma en que integran a su familia, etc., nos ayudarán a ser mejores padres para apoyarlos en su formación, aún dentro de la tragedia que implica para la familia un divorcio.


Parte de nuestra responsabilidad como padres de familia es darles a nuestros hijos las herramientas necesarias para manejarse mejor en la vida, cobrando gran importancia el área social, que hoy en día necesariamente implica el saber ingerir alcohol. El que afrontemos eficazmente esta área de la formación de nuestros hijos, ayudará a evitar problemas serios en su vida adulta.


Las razones por las que una persona decide quedarse en un matrimonio, son variadas y complejas; pero ¿quedarse por los hijos es una buena opción? ¿Verdaderamente es un bien para los niños el quedarnos a pesar del fracaso de nuestra relación?


Hay ocasiones en las que no estamos seguros cómo hablar con una persona para expresarle algo que consideramos importante. Es más, a veces llegamos hasta ignorar si es adecuado o no incluso decírselo. En el programa de hoy se proponen tres filtros como criterio para ayudar a mejorar la comunicación en la pareja, en nuestra familia, con nuestros amigos y conocidos.


Desafortunadamente, hoy en día no se valora el trabajo de una mamá de tiempo completo, que sólo se dedica al hogar. La mujer que a esto se dedica, es blanco de bromas o ironías, sin que se considere la trascendencia de una actividad que tiene como objetivo final, nada más ni nada menos, que la formación de individuos, para hacerlos personas de bien. Es necesario recordar todo el bien que una buena mamá trae consigo, para la felicidad del matrimonio y la integración de una familia unida.


El aprender a tomar decisiones es una de las mejores habilidades que podemos formar en nuestros hijos desde sus primeros años de vida, pero para poder hacerlo, es indispensable que primero sepan pensar, que sepan analizar las diferentes situaciones a las que se enfrentan, para poder encontrar cuáles son las opciones que pudieran o no tener en un momento dado. El programa de hoy propone ideas de cómo lograrlo.  


Cuando cada uno en la pareja tiene una diferente religión, ¿realmente impacta a la familia, o no afecta? ¿Es importante vivir algún tipo de espiritualidad en familia? La búsqueda de la trascendencia y el camino para lograrlo, es un área fundamental de la persona… su integración a la vida familiar, es parte del secreto de una vida más satisfactoria y completa.


Somos novios para estar juntos todo el tiempo… Nos casamos para no separarnos jamás… ¿Es esto real? ¿Cuánto tiempo debo de disponer para mis cosas personales y cuánto para mi pareja? ¿Y el tiempo de familia? La distribución del tiempo es uno de los factores que frecuentemente provocan problemas en la pareja, con los hijos, con la familia en general. En el programa se tocarán puntos importantes que resuelvan la dinámica persona-trabajo-pareja-familia.


El ser buen padre va más allá de ser proveedor en la familia. Las funciones del papá son fundamentales para el buen desarrollo y formación de los hijos, por lo que valorarlo y apoyarlo es parte indispensable de la relación de pareja.


“Si la vida te da limones, haz limonada”. El camino a la felicidad se basa totalmente en la actitud con la que recibimos los acontecimientos que nos suceden diariamente. El manejo de los conflictos con la pareja, de las relaciones con nuestros hijos, de la planeación de nuestros proyectos personales. Todo se percibe de acuerdo con la actitud, ya sea positiva o negativa, con la que DECIDIMOS, ver la vida.


Numerosos estudios identifican a la familia como una gran fuente de la felicidad. Es por esta razón que cualquier tiempo invertido en mejorar nuestras relaciones familiares, evitar problemas matrimoniales o incrementar la efectividad de la comunicación con la pareja o con los hijos, se reflejará en una percepción más positiva y más plena de nuestra vida.


Tener hijos no es suficiente para calificarnos como madres, en todo el sentido de la palabra. Ser Mamá es mucho más que engendrarlos o adoptarlos. ¡Cuántas veces nos sentimos malas madres y no sabemos cómo lograr ser mejores! El tema de hoy está dedicado a quienes son, en muchos sentidos, el centro de la familia.


Lo tenemos claro: nuestro objetivo como papás es formar personas de bien… ¿Cómo se logra esto? ¡Ahí está lo complicado del asunto! Pero por cientos de años, miles de padres de familia han logrado criar con éxito a buenas personas, lo que nos dice, de alguna manera, que no puede ser tan difícil… ¿o sí?


Caminar por la vida por la vereda menos transitada, tiene sus inconvenientes. Frecuentemente los demás critican lo que no entienden o no están de acuerdo. La sensación de nadar contra la corriente en la defensa de nuestros valores, de la manera en que educamos a nuestros hijos, de la manera en que vivimos en general, llega a ser frustrante y cansado. En este programa, Mónica Bulnes de Lara busca alentar a quienes se encuentran en estas situaciones, además de tratar otros aspectos de la vida familiar o personal del auditorio.


No son las circunstancias de la vida lo que la hace una vida plena y feliz, o deprimente y desesperanzada. Es la actitud con la que recibimos y manejamos las diferentes situaciones a las que nos enfrentamos, lo que determina nuestra visión del problema y el cómo lo solucionamos. Acompaña a Mónica Bulnes de Lara a tratar este tema a través de las preguntas de su auditorio.


Verdaderamente, exige más ser buen padre. Los retos a los que nos enfrentamos todos los días en la formación de los hijos nos llenan de inquietudes y de dudas. El auditorio propone situaciones diferentes que le permiten a Mónica Bulnes de Lara hablar sobre los puntos más importantes en el arte de ser padres de familia.


En esta época en la que existen más familias en la que trabajan ambos padres, los abuelos adquieren una nueva función: la de formadores de los nietos. Esto provoca grandes inquietudes, especialmente en la definición de roles y límites para todos los involucrados. Mónica Bulnes de Lara aborda este tema, a través de las preguntas del auditorio, proponiendo diferentes perspectivas para mejorar las relaciones familiares.


La escuela siempre es un punto de preocupación para los padres de familia. ¿Cuál es la mejor? ¿Hasta donde llega su responsabilidad en la formación de los hijos? Estas y muchas otras dudas se resuelven en el programa del día de hoy.


¡Este es tu programa! En esta ocasión, y debido a la cantidad de preguntas recibidas, Mónica Bulnes de Lara se dedica a responder, uno a uno, todos los cuestionamientos del auditorio.


Página 19 de 20« Primera...10...1617181920

Orientación e ideas para enfrentar y resolver problemas personales, de pareja o familiares, con la psicóloga Mónica Bulnes de Lara. Porque tu familia es lo más importante

Lista completa de episodios
Generación App
No Más Víctimas E-book
Sonríe Mamá