fbpx
Envíame
tu Pregunta
Último
Episodio

Etiqueta: agotamiento


Decoraciones, compras de regalos, preparación de comida (navideña y de fin de año), múltiples eventos de trabajo, amigos y familia… ¡A-GO-TA-DOR! ¿Cómo sobrevivir al agotamiento de la temporada?


Las emociones agotan. Sean positivas o no, consumen la energía almacenada en cada célula de tu cuerpo y cuando vives un momento de intensa emotividad, puedes acabar exhausto.


Es natural tener etapas de agotamiento, en las que nuestras responsabilidades parecen rebasar el tiempo y la energía que tenemos para realizarlas. ¿Cómo lograr un equilibrio que permita una mejor calidad de vida?


Hay personas que literalmente nos roban energía. El mantener la calma y el buen humor cuando convivimos con ellas, nos demanda un gran esfuerzo personal; es un ejercicio permanente de nuestra paciencia y voluntad… ¡es agotador! Por esta razón, es importante saber prepararnos antes de verlos y darnos tiempo de recuperación después de la visita.


¿Haz estado de mal humor últimamente? ¿Te sientes agobiado(a) y poco paciente con tus seres queridos? ¿No tienes identificado el motivo de tu malestar? Tal vez sea que tu agenda esté llena de actividades y responsabilidades que ocupan todo tu tiempo y te agotan física y emocionalmente. No es posible botar todos tus quehaceres, por supuesto, pero sí hay alternativas que vale la pena analizar, para que logres sentirte mejor.


Siempre hay una o más personas tóxicas a nuestro alrededor. Puede ser un pariente, un amigo o hasta un compañero de trabajo. Sus comentarios hirientes, negativos o derogatorios infectan el aire que respiramos y después de estar con ellos, acabamos emocionalmente agotados, con efectos que pueden durar hasta varios días. Por esta razón es importante aprender a detectarlos, para después encontrar mejores maneras de relacionarnos con ellos, para no sufrir tan intensamente el impacto de su compañía.


Por supuesto que son muchas las causas del cansancio crónico. Lo primero a descartar es que tenga algún fundamento fisiológico, pero una vez establecida nuestra salud física, el cansancio es una de los primeros signos de depresión, que debemos vigilar. Es la forma en que nuestro expresa el descontento que podemos sentir por nuestra vida, e incluso el miedo que nos da lo que esto puede significar. El primer paso a la recuperación es el reconocer la razón del cansancio, ya que, dependiendo de ésta, se podrá “diseñar” una estrategia efectiva de recuperación.