Enviame
tu Pregunta
Último
Episodio

Etiqueta: conversar


La formación en sexualidad incluye muchos aspectos diferentes a conversar con los hijos. Las sensaciones es uno muy importante, por lo que es fundamental nombrar lo que se siente de forma clara. ¡Escucha este episodio!


Todos sabemos cómo pueden lastimar las palabras y por esta razón es fundamental un plan estratégico de lo que diremos en momentos importantes.


“¿Qué hiciste hoy, hijo?” “Nada”. Para muchos padres es difícil conversar con sus hijos por lo poco comunicativos que son. ¿Cuándo deben preocuparse y cuándo deben de dejar que los hijos no cuenten mucho de su vida?


¡Qué difícil es conversar con quien no quiere hacerlo! Sacarle una frase a alguien así se convierte en una tarea complicada y los papás suelen preocuparse mucho por lo que puede estar haciendo o lo que le puede estar pasando a un hijo poco comunicativo. ¿Hay algo qué hacer?


“Quiero hablar contigo”, es una frase que suele ser preámbulo de una conversación en donde se exponen problemas, quejas, reclamos… A pesar de que sabes que las cosas no están bien con tu pareja, prefieres evadir una plática tensa y que no asegura que las cosas terminen mejor de cómo empezaron. Pero si no hablamos, ¿cómo solucionamos las diferencias?


No hay mejor oportunidad para iniciar una conversación con los hijos que cuando hay una actividad de por medio. Y si es entretenida, mejor, ya que la plática se da casual y naturalmente. Si a esto, le sumas que, en lugar de ser tú quien hable, escuchas y haces preguntas del tema de interés del joven, podrás disfrutar de un agradable momento con tu hijo.


Mucho de la calidad de la relación de pareja puede medirse por la forma en que ocurre la comunicación, y las actitudes que hay con respecto a la forma en que trasmiten sus ideas, proyectos y quejas. Es relativamente sencillo implementar una nueva manera de hablarse, pero requiere de tiempo y persistencia, con la sincera intención de que ocurra un cambio por el bien de los dos, y no de uno solo.


Los padres somos los responsables de trasmitir a los hijos un marco de valores que les permitan formarse como adultos sanos y responsables, capaces de construirse un futuro trascendente y feliz. Para lograr esto, es necesario que asumamos la tarea de hablarles de los temas importantes, de tal manera que tengan un contexto adecuado para tomar decisiones cuando sean independientes. Esto, por supuesto, incluye conversar de temas difíciles o que nos incomoden.