Enviame
tu Pregunta
Último
Episodio

Etiqueta: equivocarse


¿Por qué a algunas personas les cuesta tanto pedir perdón después de haber cometido una falta? ¿Cuál es una clave en el tema del perdón para tener una buena relación con los demás? Estas y otras preguntas se responden en el episodio de hoy, ¡escúchalo!


Equivocarse nunca es agradable y se siente como una tragedia. Tomar malas decisiones nos hacen sentir mal. Pero aunque suene increíble, hay una cosa peor que haber cometido un error. Para saber qué es, necesitas escuchar este episodio.


Reconocer cuando nos hemos equivocado es uno de los factores que determinará la calidad de nuestra relación de pareja. Sin embargo, es una de las cosas más difíciles de hacer, porque nos hace sentir vulnerables y en desventaja frente al otro… En este episodio ofrezco algunas sugerencias para los dos involucrados.


¡Qué difícil es hacer a un lado el orgullo y aceptar que nos hemos equivocado! Es posible que haya aspectos en los que tengamos razón, y eso nos hace aferrarnos a no escuchar al otro, a no hacer un esfuerzo para entender su punto de vista. Podemos no estar de acuerdo, pero una reacción muy violenta o una incapacidad de conceder harán gran daño, alejando aún más la posibilidad del reencuentro de la pareja.


Las personas no somos buenas para pedir perdón. Aceptar un error, admitir que nos equivocamos o tener la sensación de haber “perdido” esa batalla, no nos resulta sencillo. Y por eso, no siempre nos disculpamos con sinceridad. Cumplimos con el protocolo requerido para terminar con una discusión, pero toda nuestra actitud indica que no estamos arrepentidos. Esto garantiza que volveremos a cometer la misma falta.


Es frecuente que seamos capaces de perdonar más fácilmente a los demás que a nosotros mismos. La culpabilidad nos bloquea y nos impide seguir funcionando adecuadamente, aumentando la probabilidad de seguirnos equivocando y continuar en un círculo vicioso que puede afectarnos definitivamente. Analicemos este tema tan complicado, que provoca tanto debate: el perdón.


Aunque parezca extraño, a veces es mejor, para el que tiene problemas, no ir en su rescate. Daremos mayor y mejor apoyo si dejamos que sufra las consecuencias de su mala decisión. El amor verdadero no es el que impide que el otro sufra, sino que acompaña en el sufrimiento, con el fin de que haya un aprendizaje que le permita no volver a cometer el mismo error.  


La culpabilidad es nuestro más certero indicador de que nos hemos equivocado. Es un sentimiento necesario para aprender de nuestros errores y corregir nuestras faltas. Aceptándola con realidad podremos solucionar los problemas en nuestra relación y empezar a construir la vida que deseamos.