Envíame
tu Pregunta
Último
Episodio

Etiqueta: logros


¿Por qué si decimos que queremos tener éxito personal, familiar o profesional hacemos cosas que boicotean este logro? En este episodio, el autosabotaje.


Es parte natural de ser padres identificarse con alguna característica de los hijos, positivas o negativas; pero el peligro está cuando los padres se proyectan al extremo, sin control en los límites de su propia vida y las de los hijos. Revista:   Sonríe Mamá. Edición:  marzo-abril de 2017. Autor:     Mónica Bulnes de Lara.


Tratar de cumplir un objetivo a veces es agotador o nos da miedo o nos frustra los rechazos o fracasos que tenemos en el camino. ¿Cómo encontrar el ánimo para continuar? Aquí algunas ideas.


El esfuerzo es lo que verdaderamente hace meritorio un logro, y el que nos permite disfrutar al alcanzar una meta. Curiosamente, también es lo que nos hace ir por más: cuando se obtiene un objetivo, nos sentimos con la confianza y seguridad necesaria para intentar lo siguiente, y en este camino solemos sorprendernos al descubrir que tenemos más capacidades que las que habíamos considerado inicialmente.


Las soluciones inmediatas ocurren rara vez, y sólo para circunstancias muy específicas. Generalmente, para obtener resultados positivos y permanentes, es necesario tiempo, constancia y paciencia. Así que se debe estar absolutamente claro de lo que queremos lograr, para después planear la manera en que obtendremos las consecuencias que esperamos. Una vez que implementamos la estrategia, hay que mantenerse firme.


Desde luego, es importante reforzar positivamente los logros y buenos comportamientos. Claro que es necesario alagar a quien está tomando buenas decisiones, especialmente si somos responsables de su formación. Sin embargo, las líneas no son siempre claras y podemos estar creando pequeños (o grandes) monstruos que exijan una recompensa si queremos que se conduzcan adecuadamente. Lo que al principio puede ayudarnos a obtener los resultados deseados, muy rápidamente actuará en nuestra contra.


La imagen que tenemos de nosotros mismos es una de las razones por las que tomamos el tipo de decisiones que elegimos diariamente. Una persona con alta autoestima suele considerarse como segura de sí misma, asertiva, activa y de gran éxito. ¿Cuál es el secreto de quienes logran lo que se proponen? ¿Existe una manera de fortalecer la percepción de nosotros mismos, o una vez establecida es imposible modificarla?


Tener mentalidad de ganador es la diferencia fundamental que existe entre los que hacen que las cosas sucedan, y los que esperan a que algo milagroso ocurra en sus vidas para lograr sus objetivos. No sólo es necesario admirar a las personas que han tenido éxito personal y profesional. También se requiere el imitar los pasos que ellos han seguido para alcanzar la meta. El camino no es fácil, pero sólo los que están dispuestos a hacer el esfuerzo, construyen la vida que desean.


Es igualmente difícil manejar de manera adecuada éxitos y fracasos. Cuando las cosas van bien, se necesita mucha estabilidad emocional para no “echar a perder” lo logrado hasta este momento. Y el fracaso requiere de gran fortaleza de carácter para no ser vencidos por la depresión y salir adelante. El apoyo familiar es indispensable para volver a creer en nosotros mismos y poder “recargar baterías”. No nos aislemos en los éxitos o fracasos, busquemos ayuda y compañía, pues eso garantizará que nos sigamos bien encaminados hacia la felicidad personal.