fbpx
Envíame
tu Pregunta
Último
Episodio

Etiqueta: mal


Intuición, Conciencia, llámala como quieras, pero en la enorme mayoría de nosotros existe una “voz” o “sensación” que nos deja saber que algo no está bien y debemos hacer algo al respecto. Ignorarla puede llegar a ser incluso peligroso.


La ética es el estudio filosófico de la conducta moral. La moral se refiere a las conductas con respecto al bien y el mal. De esta manera, ambos conceptos involucran un comportamiento en el que se espera el crecimiento de la persona, el mejoramiento de la humanidad, el bienestar común. Cualquier conducta que no tenga estos fines, y los alcance respetando a las demás personas, no debería de realizarse. Siguiendo este lineamiento, podemos saber cómo actuar en situaciones que no son claras.


Arrepentirse de un mal que ocasionamos, disculparnos y tratar de reparar el daño, es lo mínimo que la conciencia y la humanidad nos exige para lograr una convivencia sana y tener paz interior. Sin embargo, aún después de cumplir nuestra sentencia, las consecuencias de nuestro error persisten y son parte del riesgo que tomamos al decidir el camino equivocado. El esperar que todo se borre «como si no hubiera pasado nada» es una expectativa irreal. Lo mejor, es resistir y asumir la responsabilidad de nuestros actos.


No nacemos con la conciencia formada. Aprender sobre el bien y el mal, sobre lo correcto y lo que no lo es, lleva una buena parte de nuestra infancia y se pone a prueba todos los días de nuestra vida. Hay que enseñar a nuestros hijos a comportarse correctamente, hay que guiarlos para que sepan tomar decisiones inteligentes, que les permita construirse un futuro feliz y trascendente.


El mal vence doblemente cuando sus víctimas no hacen nada para evitarlo. Las buenas personas, por evitar el conflicto o lastimar los sentimientos de alguien, deciden no actuar frente a la injusticia o el franco delito, y su silencio permite que el daño sea mayor. No es necesario reaccionar con violencia o grosería, pero sí con firmeza y convicción al hacer lo que sea necesario para detener a quien busca destruir.


La moral, el saber distinguir entre el bien y el mal, y ser capaces de tomar una decisión correcta, es una formación que toma años, y que se da principalmente en el hogar. ¿Qué ha sucedido con los padres de familia en los últimos años, que están educando a generaciones enteras de jóvenes que parecen confundidos acerca del mejor camino para construirse un destino significativo, trascendente y satisfactorio?