Enviame
tu Pregunta
Último
Episodio

Etiqueta: manejo de emociones


Los resentimientos son una carga pesada que afecta la salud física, emocional y psicológica de quienes los sufren. ¿Cómo manejarlos mejor?


Es evidente que es bueno saber expresar todo tipo de emociones adecuadamente. Este aspecto personal adquiere especial importancia en el trabajo porque de esta capacidad puede depender nuestro desarrollo profesional. Espero que las ideas sugeridas en este episodio, te sean de utilidad.


Los sentimientos no se pueden controlar. Hay cosas que nos provocan alegría, tristeza, enojo… como una reacción a lo que sucede. Lo único que podemos manejar, es la forma en que estos sentimientos se expresan. La conducta que elegimos tener ante uno de estos sentimientos, es lo que define a una persona de carácter, con autocontrol suficiente para saber cuándo y en donde es adecuado mostrar lo que está sintiendo. Este proceso se aprende, dentro de la familia, desde la infancia hasta la juventud.


Es igualmente difícil manejar de manera adecuada éxitos y fracasos. Cuando las cosas van bien, se necesita mucha estabilidad emocional para no “echar a perder” lo logrado hasta este momento. Y el fracaso requiere de gran fortaleza de carácter para no ser vencidos por la depresión y salir adelante. El apoyo familiar es indispensable para volver a creer en nosotros mismos y poder “recargar baterías”. No nos aislemos en los éxitos o fracasos, busquemos ayuda y compañía, pues eso garantizará que nos sigamos bien encaminados hacia la felicidad personal.


Una de las cosas que afectan más a una relación de pareja son los celos, infundados o no. Cuando este nefasto sentimiento se cuela en nuestra vida, es necesario tomar las decisiones adecuadas para deshacernos de él lo antes posible. Desde luego, las opciones suelen ser desagradables y difíciles, en la mayoría de los casos, pero si no se manejan con la eficacia necesaria, acabará con nuestra tranquilidad, con nuestra salud – mental y física – y, finalmente, con la misma relación que tratábamos de proteger.