Envíame
tu Pregunta
Último
Episodio

Etiqueta: mujeres


El feminismo surgió a finales de los años 50 con una fuerte lucha a favor de los derechos de la mujer. El machismo ha prevalecido en muchos países y pretende anular a la mujer como individuo. Hoy en día se requiere adquirir conocimientos más profundos de los que significa el ser femenino y el masculino, de tal manera que nuestra filosofía incluya las grandes aportaciones de ambos sexos.


Después de muchas décadas de lucha constante, hemos llegado a un punto en el que la mujer puede, tranquilamente, votar, elegir una carrera, desarrollarse en un buen trabajo, criar a una familia… parece verdaderamente tenerlo todo. Entonces, ¿por qué los estudios reportan que un gran número de mujeres no se sienten más felices que las mujeres de los años 50s?


El que los hombres sean «demasiado» apegados a sus mamás, es una de las críticas más serias que hacen las mujeres de sus parejas. Pero al mismo tiempo, somos las que principalmente nos encargamos de enseñar a los hijos a ser independientes y autónomos, así que parece que estamos construyendo nuestra propia pesadilla… ¿qué estamos haciendo mal?


Una de las lamentables pérdidas que el feminismo trajo consigo, ha sido la gradual disminución de la caballerosidad. Las mujeres no quieren parecer «el sexo débil» y muchas han promovido la eliminación de conductas que demostraban atención y afecto, interpretándolas como una agresión a su condición femenina. Revivamos este sano y divertido juego entre hombres y mujeres que permite un intercambio respetuoso y agradable.


Para la mujer es difícil entender la perspectiva masculina con respecto al sexo. Para ellas, suele estar vinculado con un sentimiento. Para ellos, esto no ocurre necesariamente. Para ellas, debe haber una sensación de cariño y cercanía para estar dispuestas para la relación sexual. Para ellos, el coito es en sí mismo la expresión de amor en la pareja. ¿Qué necesita saber la pareja para que «hacer el amor» sea verdaderamente un momento de unión, aceptación y compromiso?


El atractivo físico es el primer ingrediente para iniciar una relación de pareja. Después, el matrimonio es el lugar ideal para dar el real significado a la relación sexual, más allá del simple contacto físico entre dos personas. Es por esto que debemos conocer, no sólo las diferentes formas en que hombres y mujeres se conducen en esta área, sino también la particular forma en que nuestra pareja prefiere expresarse.


El feminicidio es, tristemente, una palabra de uso más frecuente cada día. Nos hemos enterado de casos en todas partes del mundo, y se han organizado campañas de concientización en ciudades y poblados con la esperanza de que el número de casos de violencia contra la mujer disminuya cada año. Esta no sólo es una labor de gobierno e instituciones, es una tarea que cada hombre y cada mujer debe tomar como suya.


Fechas como estas nos invitan a reflexionar sobre el papel que hoy en día juega la mujer en la sociedad del siglo XXI. No sólo se trata de analizar cómo es que los demás nos ven, sino la misma imagen que nosotras proyectamos en este mundo. Hemos vivido diversos procesos, como por ejemplo el del feminismo, que han permitido el que disfrutemos de derechos indispensables (votar, estudiar, trabajar), pero también hemos dejado pasar grandes oportunidades de desarrollo personal. ¿Hemos mejorado?, ¿somos más felices? Si no es así, ¿qué nos falta?  


Es muy importante que se supere exitosamente la etapa en la que se realiza la identificación sexual en el desarrollo de una persona, ya que esto determinará su habilidad de reconocerse como hombre o mujer, según sea el caso, y manejarse congruentemente de acuerdo a su naturaleza personal. Lo primero y más importante para tener una vida satisfactoria y con sentido, es saber quién eres, cuáles son tus fortalezas y debilidades. El autoconocimiento es un proceso que dura toda la vida. La identificación sexual es el primer paso indispensable para recorrer este camino.


Esta etapa tan natural en la vida de una mujer, no tiene por qué ser temida por cada persona que la conoce. Los famosos cambios de humor, los bochornos o súbitos cambios de peso… Algunos de los síntomas son francamente escalofriantes. Pero no hay manera de evitar pasar por la menopausia, por lo que es necesario recibirla con una actitud decidida y positiva. Si se toma como algo ineludible, pero totalmente controlable, podemos disfrutar al máximo esta época de madurez y gran autoconocimiento en nuestra vida.



Página 1 de 212