Enviame
tu Pregunta
Último
Episodio

Etiqueta: padres separados


La separación de una pareja con hijos tiene muchas consecuencias y una de las que podría ser más serias es la de tener diferencias en la estrategia educativa entre los papás divorciados. ¡No te pierdas este episodio!


Las diferencias de estilo educativo suelen ser un factor importante en las discusiones de la pareja, y separan a los padres, llegando al punto, en ocasiones, de terminar con la relación… ¿por el bien formativo de los hijos?


A pesar de que el divorcio provoca un torbellino de emociones que hace difícil la toma de decisiones, es indispensable que tengamos presentes a los hijos. Los efectos del divorcio son variados y duraderos, pero para minimizarlos se requiere de DOS papás conscientes e involucrados, capaces de sobrepasar los problemas con su ex, con tal de asegurar el mejor ambiente para los hijos en esas circunstancias.


Obviamente, cuando la familia se desintegra es muy difícil conservar, precisamente, el sentido de familia. Lo primero que todos pierden, a veces incluso antes de la separación física, es la sensación de unidad y cercanía, que es indispensable, especialmente para los hijos, pues es su fuente de seguridad y estabilidad. Es importante que los papás tengan conciencia de este aspecto en la etapa posterior al divorcio, para que tomen las acciones necesarias para minimizar el daño.  


Cuando hay una separación o divorcio, ¿a qué acuerdos deben llegar los padres en lo referente a la custodia, o a dónde vivirán los niños, y con qué frecuencia los debería de ver el padre que no vivirá con ellos? Este tema es delicado y difícil, ya que se suele decidir en medio de la tormenta emocional que implica un divorcio, y ante el dolor y enojo, olvidamos poner a los niños como prioridad.  


Cualquiera de las dos opciones debe ser nuestro último recurso. Sin embargo, cuando esto sucede, ¿cómo decidir entre el divorcio o la separación?, ¿cuándo y por qué elegir una o la otra? A pesar de que en principio podrían parecer de resultados similares, los efectos en la pareja y en los hijos son muy distintos, y esta decisión depende por completo del contexto familiar de cada persona. Elegir estas opciones, son tan determinantes de nuestro futuro, como la de matrimonio. Hay que tomar la decisión con tiempo y con gran reflexión.  


Los efectos del divorcio tienen secuelas que permanecen por el resto de la vida de nuestros hijos. Estar concientes de las repercusiones que podrán tener en la elección de pareja, en la forma en que integran a su familia, etc., nos ayudarán a ser mejores padres para apoyarlos en su formación, aún dentro de la tragedia que implica para la familia un divorcio.


Las razones por las que una persona decide quedarse en un matrimonio, son variadas y complejas; pero ¿quedarse por los hijos es una buena opción? ¿Verdaderamente es un bien para los niños el quedarnos a pesar del fracaso de nuestra relación?