Enviame
tu Pregunta
Último
Episodio

Etiqueta: relación con los hijos


Nunca es tarde para acercar y fortalecer nuestra relación con un hijo, sin importar si se trata de un niño pequeño, un adolescente o un adulto. Pero este proyecto de reconstruir la cercanía con tus hijos, demanda ciertas estrategias… ¡Escucha este episodio!


¿Por qué sucede a veces que los hijos ya adultos no frecuentan a sus papás y cuando lo hacen son distantes y hasta groseros con ellos? ¿Hay algo qué hacer como padre? ¿Y como hijo?


Padres sobrepasados. Hijos fuera de control. ¿Cómo retomar la autoridad y el adecuado manejo de la conducta de los hijos? Si sientes que tu hijo se te va de las manos, ¡escucha este episodio!


Es nuestra responsabilidad como papás el formar adecuadamente a los hijos, y enseñarles buenos hábitos, pero nuestra relación con los hijos involucra mucho más. No nos concentremos en una sola parte de nuestro papel, descuidando aspectos que verdaderamente lo dejarán preparado para construirse su propio destino feliz.


Una buena relación con los hijos es algo que se empieza a cultivar desde el día en que nacen, pero nunca es tarde para mejorar una convivencia que en estos momentos no sea la mejor. La estrategia dependerá de la edad del niño, pero el objetivo es uno sólo: crear un ambiente de cercanía y confianza que permanezca hasta la vida adulta, construyendo un ambiente familiar feliz.


Es una de las frases favoritas de los padres de familia: “Yo soy amigo de mis hijos”. Pero con esto, en el fondo, estamos equivocando el concepto de amistad y del que es nuestro papel y responsabilidad en la familia. Si actuamos como nos corresponde, nunca podremos ser sus verdaderos amigos. No debemos serlo. Les haríamos un gran daño. El objetivo es tener una relación cercana, llevarnos bien con ellos, que no es lo mismo que ser sus amigos.


Cuando los papás han sido buenos y permanecido cercanos, lo de “honrarás a tu padre y a tu madre” es tarea fácil. Sin embargo, cuando la relación entre padres e hijos ha sido tensa y distante, la cosa se complica. Ser buen hijo demanda de ciertas obligaciones, pero también existen lineamientos que es importante considerar cuando el daño es más profundo.