Envíame
tu Pregunta
Último
Episodio

Etiqueta: sobreproteger


Algunos papás no se conformaron con ser “papás helicóptero”. Ahora, ascendiendo de categoría, se convirtieron en “papás aplanadora”.


Cuando hablo de «apapachar de más», no me refiero al sentimiento sino a la conducta. Por supuesto que siempre querrás a tus hijos con todo tu corazón. Es en la expresión de este amor donde a veces puedes equivocarte, pues puedes llegar a hacerles un daño formativo si exageras en la manera en que les demuestras cariño.


Una cosa es ayudar, otra cosa es apoyar, y otra muy distinta es rescatar. Aunque en algunas ocasiones las líneas para distinguirse pueden ser muy delgadas, debemos vigilar que no estemos haciendo de más por los hijos, porque las consecuencias son de largo alcance.


Nuestra primera impresión pudiera ser que es imposible apoyar «demasiado», ya que, si somos buenos padres, hermanos, amigos o sencillamente seres humanos, deberíamos de extender la mano a quien nos necesite. Sin embargo, hay ocasiones en los que, al sobrepasarnos en la ayuda que proporcionamos, podemos hacer un daño mayor a la persona que requería de nosotros.


Somos mamá o papá desde que nace nuestro primer hijo, hasta el día en que morimos. Nuestra función de orientadores permanece aún después de que nuestros hijos alcanzan la vida adulta. Pero, ¿en dónde está la línea que separa el «adecuado apoyo paternal» y la acosadora sobreprotección? El saberlo es indispensable para ayudar a nuestros hijos a ser personas responsables e independientes, capaces de construir su propio destino.