fbpx
Envíame
tu Pregunta
Último
Episodio

Persona


Generalmente, le ponemos fecha a los proyectos. Intentamos una estrategia durante un periodo, esperando tener resultados. Y aunque hay cosas para las que es muy útil determinar un tiempo apropiado, hay otras en que no debería existir una fecha de expiración. Unas involucran algunos aspectos de la formación de los hijos. Otras, nuestra relación de pareja. En temas personales, es más complicado determinar la fecha de caducidad.


Todos conocemos la teoría de qué alimentos debemos comer y cuáles evitar o ingerir con más moderación. Por lo tanto, en la mayoría de los casos, no es un asunto de desconocimiento, sino de falta de voluntad. Sencillamente, no queremos hacerlo, porque cuesta demasiado trabajo. Las consecuencias personales vendrán solas, pero ¿y las familiares? ¿Cuántas generaciones después de la mía se verán afectadas por mis hábitos alimenticios?


Es curioso como las nuevas generaciones tienen habilidades que sencillamente nunca lograrán igualar sus antecesores. Para los que no pueden hablar por teléfono, mientras chatean, mientras trabajan en la computadora, mientras se comen algo, mientras escuchan música, etc., parece imposible que alguien alcance a lograr algo cuando está haciendo mil otras cosas a la vez. ¿El multitasking será verdad?


El rencor consume gran parte de nuestra energía. Es una fuerza poderosa que se va adueñando de nuestras distintas actividades, hasta que sencillamente no nos deja vivir. Lo peor es que ni siquiera es útil. No soluciona el problema que lo provocó, no suele ser efectivo para manipular a los demás, aleja a quienes nos rodean y hasta provoca enfermedades que pueden ser graves. Entonces, ¿para qué seguir guardando un resentimiento contra alguien, incluso si se lo merece?


Después de un evento traumático, todos sufrimos síntomas de angustia y ansiedad que no nos permiten funcionar adecuadamente. Es importante saber distinguir entre lo que es la primera reacción normal y temporal, y lo que pudieran ser muestras de estrés post traumático, o un desorden más serio y que requiere de tratamiento especializado.


Una vez que tenemos hijos, las prioridades se re-organizan. Sus necesidades de tiempo, cuidado y formación deben ir primero y las decisiones laborales deben estar sujetas a ellos. Cuando estamos trabajando para poder vivir, hay que hacer uso de todos los recursos disponibles para estar presente la mayor parte posible del tiempo. Cuando lo hacemos para apoyar al ingreso familiar o por desarrollo personal, nuestras opciones debieran girar alrededor de lo que los hijos necesitan de nosotros.


Las palabras que utilizas para expresar tus ideas pueden ser la causa de que tus relaciones personales se estrechen cada día, o se separen irremediablemente. En ocasiones, se confunde la franqueza con la grosería, la honestidad con la falta de respeto, la verdad con la intención de lastimar… Es necesario decir las cosas de la mejor manera porque, cuidando cómo lo puede recibir el otro, recibirás una reacción más positiva y lograrás más fácilmente tus objetivos.


Es un problema más común del que se sospecha: mucha gente se queja de no ser escuchada, e incluso, de ser ignorada. ¿Qué hacer? ¿Debes cambiar tu manera de hablar para que te escuchen, o es un problema de quienes no saben prestarle atención a los demás? ¿La tecnología es la culpable, con los celulares, mp3s, etc., distrayendo a todos? ¿Cómo poder comunicar mis ideas, temores, quejas, proyectos…? En el episodio de hoy propongo algunas ideas.


Sucede cuando determinamos lo que podrá hacernos felices: un título universitario, vivir en otro país, tener determinado puesto, estar casado… Y una vez que tenemos definido lo que traerá consigo mucha felicidad, ponemos todos los obstáculos para no alcanzar esa meta, culpando de nuestra desgracia a las circunstancias que nos rodean. Es un círculo vicioso que logra justo el objetivo opuesto a lo que buscábamos: nunca somos felices.


Al ser algo que suele ser reciente en nuestra historia, ya que antes la mujer no tenía un trabajo remunerado u ocupaba posiciones de bajo ingreso, sencillamente no estamos acostumbrados a ver con naturalidad cuando una mujer gana más dinero que un hombre. Pero en realidad, el punto en el que hay que poner nuestra atención es la capacidad de la familia de poder mantenerse para vivir con dignidad, sin importar quién pone cuánto. ¿Cómo ayudar para que él lo acepte sin problemas? ¡Escucha este capítulo!



Página 30 de 53« Primera...1020...2829303132...4050...Última »