fbpx
Envíame
tu Pregunta
Último
Episodio

Etiqueta: desarrollo profesional


Es evidente que es bueno saber expresar todo tipo de emociones adecuadamente. Este aspecto personal adquiere especial importancia en el trabajo porque de esta capacidad puede depender nuestro desarrollo profesional. Espero que las ideas sugeridas en este episodio, te sean de utilidad.


Es una etapa complicada para la vida en pareja. Hay muchas demandas de tiempo profesional. Los hijos necesitan tiempo y atenciones… Entonces, ¿cómo encontrar tiempo para “nosotros dos”? Supervisar que las cosas en la casa vayan bien no significa que tenemos un buen matrimonio. La calma o ausencia de discusiones no necesariamente significa cercanía… ¡cuidado!


Una vez que tenemos hijos, las prioridades se re-organizan. Sus necesidades de tiempo, cuidado y formación deben ir primero y las decisiones laborales deben estar sujetas a ellos. Cuando estamos trabajando para poder vivir, hay que hacer uso de todos los recursos disponibles para estar presente la mayor parte posible del tiempo. Cuando lo hacemos para apoyar al ingreso familiar o por desarrollo personal, nuestras opciones debieran girar alrededor de lo que los hijos necesitan de nosotros.


Ser trabajólico es una de las adicciones más socialmente aceptadas, y esto es precisamente lo que hace más difícil el aprender a controlarla. Lo primero a reconocer es que trabajar en exceso es nocivo, no sólo para la salud, sino para el resto de las áreas de nuestra vida. Al final, podremos obtener grandes logros profesionales (aunque esto no siempre es garantía), pero nuestra vida estará vacía de las indispensables relaciones interpersonales que garantizan una existencia plena y feliz.


Llevo años escuchando a madres de familia explicando cómo «sacrificaron su carrera» para quedarse en casa a cuidar a los hijos. Sinceramente me parece una visión limitada y que determina en gran medida la actitud con la que realizaremos una de las mejores ocupaciones que existen: la de formar individuos para ser personas íntegras, participando directamente en la creación de un mundo mejor. Quedarse en casa por unos años, es una elección que hacemos. No sacrificamos nada, escogimos un camino.