fbpx
Envíame
tu Pregunta
Último
Episodio

Etiqueta: estrategia


Uno ronca y la otra no. Una quiere taparse hasta las orejas y al otro le da calor. Uno se desvela y la otra quiere dormirse temprano… ¿Cómo construir una buena relación cuando la pareja tiene tantas diferencias incluso a la hora de dormir?


Sin querer, nuestras acciones pueden originar una estrategia educativa que, en lugar de fortalecer, debiliten el carácter de nuestros hijos, disminuyendo la probabilidad de que puedan construirse un buen futuro.


Después de una discusión, suele suceder que por lo menos uno de los involucrados se sienta «la víctima» o «el ofendido» y por lo tanto espera que sea la otra persona la que inicie el proceso de reconexión. No tiene disposición de hacer nada que facilite la reconciliación, en sus ojos, es el otro el que cometió la falta, y por lo tanto, es a quien le corresponde hacer el trabajo necesario para mejorar la situación… ¿funciona esta estrategia? Mejor, empieza tú.


Las soluciones inmediatas ocurren rara vez, y sólo para circunstancias muy específicas. Generalmente, para obtener resultados positivos y permanentes, es necesario tiempo, constancia y paciencia. Así que se debe estar absolutamente claro de lo que queremos lograr, para después planear la manera en que obtendremos las consecuencias que esperamos. Una vez que implementamos la estrategia, hay que mantenerse firme.


Con frecuencia creemos que, para asegurar que la falta no se vuelva a cometer, debemos «castigar» a quien nos hirió con unos días más de indiferencia, frialdad y alejamiento, a pesar de que ya hubo disculpas, arrepentimientos e intenciones de reparar el daño. Esta estrategia de alargar el castigo desgasta la relación y nos vuelve personas resentidas y vengativas. Tengamos claro cuál es el objetivo de una discusión, y cuando lo alcancemos, levantemos la bandera de la paz.