fbpx
Envíame
tu Pregunta
Último
Episodio

Etiqueta: valores


No sólo porque este planeta necesita personas íntegras e intachables que verdaderamente busquen el bien común, sino también porque es una manera de construirse un destino feliz, necesitamos criar hijos éticos… ¿pero cómo se hace? Aquí algunas ideas…


Llevarse artículos del trabajo a la casa (plumas, libretas o hasta papel de baño), es una actividad más frecuente de lo que quisiéramos reconocer, pero ¿qué dice esto de quién eres? ¡Escucha este episodio!


La manera en que los hijos hablan e interactúan con sus padres dice mucho del carácter y valores del joven, así como el estado de la relación familiar.


¿Qué hacer cuando tu hijo adulto no tiene tu mismos valores de vida personal o profesional? ¿Qué actitud y acciones concretas podemos tomar como padres? ¡No te pierdas este episodio!


La empatía, la consideración y la atención a las necesidades del otro, se educan. Tienen la enorme ventaja de fortalecer la autoestima y de preparar a los hijos para ser parte indispensable de un mundo en donde la amabilidad y la generosidad son tan necesarios.


Adquirir la virtud de la responsabilidad es un proceso lento que requiere de mucha repetición a lo largo de la vida de tu niño. Debes ser insistente, paciente y establecer consecuencias si no cumple con sus obligaciones. Revista: Sonríe Mamá. Edición: febrero de 2013. Autor: Mónica Bulnes de Lara.


La mayoría de los niños no son mentirosos patológicos, sino pequeños normales que necesitan aprender la importancia de la honestidad. Aquí radica el trabajo de los padres de familia. Revista: Sonríe Mamá. Edición: noviembre de 2012. Autor: Mónica Bulnes de Lara.


Por supuesto, a través de los valores es que nos hacemos un marco de referencia desde el cual manejamos la vida. Se aprenden desde la primera infancia y hay muchas maneras en que podemos propiciar el aprendizaje de los valores universales que le ayudarán a nuestro hijo a construirse un destino feliz.


Aunque a veces queremos que nuestros hijos permanezcan pequeños, alegres e inocentes, la verdad es que los años pasan rápidamente y, sin darnos cuenta, un día son unos jóvenes a punto de salir al mundo a construir su propio destino. Por esta razón, es indispensable estar siempre conscientes de la formación que les estamos dando en la infancia, enseñándoles buenos hábitos y fortaleciendo sus valores, para que sea a partir de la adolescencia que podamos empezar a notar los resultados de nuestro esfuerzo.


Es curioso como con frecuencia nos comportamos de una manera liberal, que deja en claro que no estamos de acuerdo con ciertas tradiciones, para después querer seguir al pie de la letra los ritos de una ceremonia específica. La congruencia, incluso en este tipo de asuntos, nos permite fortalecer la manera en que sostendremos nuestros principios y marco de valores en las vicisitudes de la vida.



Página 1 de 212