Enviame
tu Pregunta
Último
Episodio

En entrevista de radio.

Entrevista con Claudio Aldunate en el programa "Dr. en Casa".

Presentación del libro “Generación App”, con Otto Granados, Embajador de México en Chile.

Mónica Bulnes en conferencia sobre su libro "Generación App".

En la Feria Internacional del Libro de Santiago de Chile.

portada-conferencia-icare

Conferencia en ICARE, Instituto Chileno de Administración Racional de Empresas.

Episodios – Podcasts

Después de muchos años de estar juntos, a veces falta la motivación para intentar recuperar el entusiasmo en la relación. En este episodio te propongo ideas sencillas que buscan motivarte a fortalecer el que espero sea tu objetivo final: mantener una relación duradera y cercana con tu pareja.


Aunque se podría pensar que los negocios y la familia no tienen nada en común, la realidad es otra. Cuando la empresa se preocupa por apoyar el buen funcionamiento de las familias de sus empleados, se reduce el número de sus ausencias, se mejora su desempeño, motivación y lealtad. ¡Todos ganan!


Un hijo inseguro te puede provocar ternura o frustración, pero sobre todo puede preocuparte ver un niño desvalido, incapaz de defender su lugar en el mundo. ¿Cómo ayudarlo?


Porque tenemos la mejor intención, porque creemos que sabemos más que la persona con la que hablamos, o sencillamente porque no tenemos filtro, a veces decimos las más graves imprudencias, dejando a nuestro interlocutor molesto, y en algunas ocasiones, hasta asustado. ¡Cuidado con lo que decimos!


Si sientes que tu pareja y tú hacen muchas cosas el uno por el otro, o – peor – sientes que tú haces más de lo que tu pareja hace por ti, es posible que te estés preguntando “¿Darle las gracias? ¿De qué?”…


La inseguridad se nota. Tarde o temprano es evidente la poca confianza que podemos sentir con respecto hacia el éxito de un proyecto. Si quieres mejorar tu vida, es indispensable que estés convencido que puedes lograrlo.


Sin querer, nuestras acciones pueden originar una estrategia educativa que, en lugar de fortalecer, debiliten el carácter de nuestros hijos, disminuyendo la probabilidad de que puedan construirse un buen futuro.


Es fundamental para ambos en la pareja analizar qué fue lo que provocó el rompimiento de la relación. Al hacerlo, sin embargo, pueden surgir arrepentimientos y recriminaciones. Este episodio habla sobre qué hacer en estas circunstancias.


Sabemos que las cosas no ocurren por accidente. Vamos poco a poco construyendo el momento en el que nos encontramos y, si no nos gusta, podemos también encaminarnos hacia la destino que queremos vivir. ¿Cómo? Escucha este episodio.


Este importante tema no se abarca en una sola conversación ni a una sola edad de los niños. Es un proceso gradual que, bien llevado, le permitirá a tu hijo vivir sanamente su sexualidad.


Página 18 de 99« Primera...10...1617181920...304050...Última »

El mal vence doblemente cuando sus víctimas no hacen nada para evitarlo. Las buenas personas, por evitar el conflicto o lastimar los sentimientos de alguien, deciden no actuar frente a la injusticia o el franco delito, y su silencio permite que el daño sea mayor. No es necesario reaccionar con violencia o grosería, pero sí con firmeza y convicción al hacer lo que sea necesario para detener a quien busca destruir.


Con frecuencia queremos definir las características de un problema al determinar quién tiene la culpa de la situación. Parece que designar culpables la culpa es la manera más clara de saber quién debe disculparse, quién debe cambiar y quién es la “víctima inocente” de la falta cometida. El problema es que en la vida real no se dan casos tan tajantes como para definir con certeza quién cometió la primera falta.


“La prima de la hermana de un amigo, me dijo que su tía le dijo que su mamá…” ¿Con qué certeza sabemos algo de lo que se nos informará cuando hay tantas personas involucradas? ¿Cómo podemos llegar a conclusiones objetivas? ¿Con qué bases podemos tomar una posición o sugerir un consejo? Si no tenemos información de primera mano, rechacemos prestar oído a un chisme de quien no puede tener una intención genuina de ayuda, pues en concreto, no sabe nada.


La amabilidad hace del mundo un lugar más agradable. Es un lazo momentáneo que nos acerca a otros de una manera que deja huella permanente, tanto en el que fue cortés, como en quien recibe la cortesía, pues siempre se recuerda con agrado el episodio. Y tiene la gran ventaja de que no necesita ser expresada en grandes ocasiones y a costos elevados. Es en las pequeñas acciones cotidianas que podemos hacer una gran diferencia.


Nadie tiene la obligación de amar a una persona. El amor hay que ganárselo. Una amistad, un noviazgo, un matrimonio, no nos da el derecho a ser amados. Estamos obligados a dar y a recibir respeto y un trato digno, pero nada más. Así que no sólo debemos de agradecer siempre el que alguien nos quiera, sino que todos los días debemos de hacernos amables… ¿qué estas haciendo HOY para merecer ser amado?


Dice el dicho popular: “En el pedir, está el dar”, y ahí está el secreto de obtener lo que deseamos. El truco está, primero, en tener claro el objetivo que queremos alcanzar, para después, encontrar el momento y la mejor manera de pedirlo para lograrlo. Por supuesto, parte de la madurez consiste en aceptar que, en ocasiones, no podremos tener todo lo que nos habíamos propuesto, pero que siempre lo intentamos con dignidad y honor.  


Cada familia tiene su historia; y cada una de las personas que la integra juega un papel específico que determina, de alguna manera, la relación que establecerá con los demás. Por supuesto, hay cosas que no podemos cambiar, otras que podemos modificar hasta cierto punto, y otras en las que tenemos absoluto control. Identificar cuáles son nos ayudarán a mejorar nuestras relaciones familiares en gran medida.


El cine, la televisión y los medios impresos son una industria increíblemente lucrativa que tiene un impacto claro y fuerte en todo el planeta. Y ahí reside su responsabilidad. Existen cientos de comerciales, películas o libros que pueden lograr su objetivo sin caer en la vulgaridad y el mal gusto. Las mejores comedias, los dramas más intensos o los momentos de acción más emocionantes pueden ser hechos con profesionalismo y seriedad. El programa de hoy llama a productores, creadores y escritores a lucir la grandeza de la persona humana.


El diagnóstico de un déficit de atención, o cualquier otra condición es un asunto delicado e importante, pues puede determinar para siempre ciertos aspectos de la vida de una persona. No nos dejemos influenciar por modas pasajeras, busquemos un diagnóstico veraz y responsable que nos ayude a encontrar maneras eficientes de manejar una situación que momentáneamente está fuera de control.


Las vacaciones, por largas o cortas que sean, tienen el propósito de ayudarnos a recuperar energía perdida en las que son nuestras responsabilidades y rutina diarias. No es no hacer nada, sino hacer algo diferente de lo que cotidianamente hacemos. No se necesita viajar largas distancias, en la comodidad de la casa se pueden planear unas estupendas vacaciones que den oportunidad a gran convivencia familiar.  


Con frecuencia creemos que, para asegurar que la falta no se vuelva a cometer, debemos “castigar” a quien nos hirió con unos días más de indiferencia, frialdad y alejamiento, a pesar de que ya hubo disculpas, arrepentimientos e intenciones de reparar el daño. Esta estrategia de alargar el castigo desgasta la relación y nos vuelve personas resentidas y vengativas. Tengamos claro cuál es el objetivo de una discusión, y cuando lo alcancemos, levantemos la bandera de la paz.


Se dice que el fin justifica los medios; ¿es así? Esta es una de las preguntas más difíciles que nos podemos hacer, pues se pone a prueba la claridad de nuestras convicciones y la fortaleza de nuestro carácter. Las decisiones importantes hay que tomarlas con calma, analizando nuestras verdaderas intenciones y las ventajas y desventajas de obtener lo que deseamos, para después, en un honesto examen de conciencia, definir si es la manera íntegra de proceder o no.


No hay decisión familiar que no se vea afectada por las que elegimos como nuestras prioridades. Pero para hacer esta “lista” de lo que consideramos valioso, es importante que nos hablemos con realidad, pues con gran frecuencia la teoría no es congruente con la práctica, por lo que nos pasamos diciendo frases que tranquilizan nuestra conciencia hasta cierta medida, pero que, al no tener un fundamento en la acción, acaban por provocarnos problemas y rechazo de quienes amamos.


No es bueno rendirse al dolor. Ya sea físico o emocional, es importante detectar la causa de nuestro malestar, para después aprender maneras de manejarlo mejor. Porque a veces el dolor se quita, pero en ocasiones permanece para siempre. No hay vida sin sufrimiento, y esa es la clave para poder disfrutar de los momentos de alegría. Pero el dolor crónico puede causar severas depresiones. Hay que tratarlo pronto y efectivamente para reducir sus efectos lo antes posible.


Los sentimientos no se pueden controlar. Hay cosas que nos provocan alegría, tristeza, enojo… como una reacción a lo que sucede. Lo único que podemos manejar, es la forma en que estos sentimientos se expresan. La conducta que elegimos tener ante uno de estos sentimientos, es lo que define a una persona de carácter, con autocontrol suficiente para saber cuándo y en donde es adecuado mostrar lo que está sintiendo. Este proceso se aprende, dentro de la familia, desde la infancia hasta la juventud.


Parece evidente, pero es increíble que gran parte de las familias no organizan su economía en base a un presupuesto. Es más sencillo de lo que parece, y es una muy práctica herramienta para que podamos ir prosperando en nuestra calidad de vida, además de enseñar a nuestros hijos a planear un futuro mucho más real, cuando saben manejar sus gastos de forma más inteligente.


Es una etapa en donde los cambios neurológicos y las fluctuaciones hormonales son tan rápidos, que el joven puede llegar a tener todos los estados de ánimo en un solo día. La adolescencia es, en algunos momentos, física y emocionalmente agotadora; pero al mismo tiempo, debe ser una de las épocas más divertidas en la vida de una persona. Algunas ideas sugeridas en este programa, apoyarán a que el proceso ocurra de la mejor manera.


Hacer lo correcto es a veces la prueba más difícil para las buenas personas. Al evadir el enfrentamiento, o al callar por temor a lastimar a alguien que está cometiendo una injusticia contra alguien más, estamos permitiendo que el daño persista. Es así como podemos ser instrumento de abusadores, aprovechados, criminales. El villano sólo requiere del silencio del temeroso para seguir lastimando. Sólo con valor, podemos detener el avance de la maldad.


El contar con la confianza de alguien es algo delicado y difícil de obtener. El tiempo y una conducta intachable, es lo que asegura que la reputación de una persona se fortalezca, sobreviva a las pruebas a las que puede someterse en la vida y nunca se le tenga desconfianza. Y esta es la razón por la que debemos de cuidar NO faltar a esta confianza. Una vez perdida, NUNCA vuelve a ser la misma.


Cuando estamos pasando por una crisis de cualquier tipo, se nos dificulta encontrar la energía y el entusiasmo para seguir adelante. Pero el saber el por qué y para qué estamos haciendo las cosas, es decir el PROPÓSITO, otorga sentido a esta lucha para superar el mal momento. Y de ahí mismo surge la resistencia necesaria para acumular la fuerza para aguantar.


Página 18 de 24« Primera...10...1617181920...Última »

Un nuevo estudio enumera los parámetros que ayudan a reducir las probabilidades de que ocurra una ruptura en la pareja. Conocer los factores que nos pueden proporcionar una vida más tranquila, más feliz y más estable, nos ayuda a conocer un camino claro a seguir para lograr este propósito. No pongamos más excusas, tenemos la información suficiente para construir el destino que deseamos.  


Cuando hay una separación o divorcio, ¿a qué acuerdos deben llegar los padres en lo referente a la custodia, o a dónde vivirán los niños, y con qué frecuencia los debería de ver el padre que no vivirá con ellos? Este tema es delicado y difícil, ya que se suele decidir en medio de la tormenta emocional que implica un divorcio, y ante el dolor y enojo, olvidamos poner a los niños como prioridad.  


Por más que lo deseemos, y pongamos TODO de nuestra parte para tener un matrimonio feliz y unido, hay factores que sencillamente impedirán que logremos nuestro objetivo, pues éstos no dependen de nuestro control y voluntad, sino de la integridad de nuestra pareja. Por ejemplo, adicciones, abusos y amoríos. Lo que sí podemos determinar, es si continuaremos o no con una relación que prácticamente está condenada al fracaso.  


¿Qué tanto de las cosas que nos molestan de nuestra pareja, podrían ser consideradas como atractivas para otra persona? ¿Cuánto de nuestro tiempo estamos desperdiciando, concentrados en lo que NO tenemos en nuestra vida? ¿Qué dirían de nosotros nuestros cónyuges, al hablar sinceramente con otras personas? ¿Qué impedimento existe para ser felices en nuestra relación de pareja?  


“¡Me pidió el divorcio por una tontería!” Una discusión por un motivo que parece sin importancia, una molestia que pudiera considerarse “menor”… Muchas veces las personas se sorprenden por la aparente razón que desencadenó el divorcio. Parecen ignorar la historia de eventos – unos pequeños y otros grandes – que fueron destruyendo la relación hasta que al último, uno o ambos cónyuges se sintieron tan alejados que el siguiente paso lógico sería, precisamente, la separación definitiva.  


Es increíble lo que se puede lograr con esta simple acción. Un abrazo tiene grandes alcances cuando se hace con sinceridad y con la clara intención de hacer un contacto real con el otro. Sus poderes curativos han sido estudiados y comprobados, así que practiquemos esta costumbre, especialmente con los que más queremos.  


La admiración y respeto por nuestra pareja es indispensable para que la relación perdure y se fortalezca. Es necesario abrir los ojos y nuevamente dejarte impresionar por lo que tu cónyuge aporta en tu vida personal, de pareja y familiar. El apreciar lo que la compañía y apoyo del otro implica, enriquece al matrimonio y les permite solucionar más fácilmente los problemas que se presenten.  


No, no se trata de una fiesta nacional. En el caso de la relación de pareja, no es una fecha de celebración. Este día se refiere al momento en el que uno de los dos, siente que ha llegado a una etapa diferente a la de su cónyuge, en la que siente necesitar autonomía y libertad, haciendo sentir a su pareja, que ya no es importante. Es natural, e inclusive esperado, que el matrimonio cambie y madure, pero siempre debe de hacerse con respeto y participación de todos los involucrados.  


A veces nuestras inseguridades nos traicionan, y parece que TENEMOS que confirmar que somos amados, con constantes demostraciones de cariño de parte de nuestra pareja. El problema es que al hacer eso estamos boicoteando la relación y podemos asfixiar a quien más queremos, al someterlo a pasar por “pruebas de amor” que puede no superar con el éxito que hubiéramos deseado. Desgraciadamente, la práctica de semejantes costumbres, tiende a provocar justo lo que estábamos buscando evitar: la terminación de nuestra relación de pareja.  


No podemos evitar la rutina y monotonía en cualquier relación. Después de un tiempo de matrimonio, con la presión de cumplir con responsabilidades y estar a la altura de las obligaciones propias de hacerse cargo de una familia, es difícil para la pareja el mantener la chispa que hace de un matrimonio algo divertido y variante. Sólo el “factor sorpresa” podrá darle a la pareja, el giro que su relación requiere para mantenerse unida, cercana y feliz.  


Cuando nos enamoramos, lo que nos encanta de la persona amada, es su unicidad: pensamos que no hay otro(a) igual. Su personalidad, sus gestos y manías, nos resultan tan especiales que no podemos más que sentirnos “hechizados” por sus encantos. Cuando esta relación se formaliza y la pareja se compromete en matrimonio, lo que al principio es una elección por atracción, se transforma en una elección por decisión. Depende de nosotros el seguir rememorando lo que hizo de nuestra pareja lo único y especial que originó sentimientos tan fuertes que los llevó a unirse para siempre.  


Las relaciones de pareja tienen muchas maneras de expresar problemas. No necesariamente es a base de gritos y discusiones que los cónyuges dejan claro su disgusto por el otro. Una de los tratamientos más dolorosos y devastadores para la pareja, es el de hacerle la guerra fría: ignorar al otro, tratarlo con desprecio y frialdad. Sus consecuencias suelen terminar con la relación y suelen tener un impacto fuerte y duradero hasta en los hijos.


El proceso de decidir adoptar a un niño o, más difícil aún, el proceso de dar a un bebé en adopción, toma tiempo e implica la más grande expresión de generosidad del corazón de una persona. Una verdadera madre y un verdadero padre es quien pone primero el bienestar del pequeño a su cargo, antes que sus propios deseos o necesidades. Tanto para la mamá que da un bebé en adopción, como para la pareja que adopta, es importante considerar diferentes factores, ya que serán determinantes para el mejor manejo de tan trascendente decisión.  


El gran dilema del amor, es que sabemos que cambiará con el tiempo. Añoramos tener una pareja para siempre, pero al mismo tiempo conocemos lo efímero que pueden ser los sentimientos… Entonces, ¿nos estamos engañando al desear el por siempre juntos? Y si es así, ¿cómo es posible que haya parejas que han permanecido unidas y felices, hasta la muerte de uno de ellos? Si hay un secreto, debemos descubrirlo.  


Cuando a través de los años notamos que nuestro deseo sexual ha disminuido, afectando nuestras relaciones de pareja, tenemos que hacer algo al respecto. No podemos abandonar el asunto, aceptando el hecho como una condición más de la rutina matrimonial, como la consecuencia lógica del cansancio cotidiano o como una característica más de la  edad que tenemos. Las relaciones sexuales forman una parte invaluable de nuestra vida en pareja, que debemos valorar y proteger para el fortalecimiento de nuestro matrimonio.  


Hemos aprendido que las parejas se mantienen enamoradas gracias a la “química” que hay entre ellos. O porque siguen interesados el uno en el otro, o por constantes amabilidades, o simplemente por buena suerte. Pero una parte importante en la fortaleza de una unión tiene que ver con aceptación, perdón y AGRADECIMIENTO.


La verdadera intimidad es muy difícil de lograr, y ata con más fuerza que cualquier ceremonia o documento legal. El perder el miedo a dar este gran salto que nos permite entregarnos por completo, es el secreto para disfrutar de una relación profunda y satisfactoria; sabiendo, por supuesto, que contamos con la absoluta correspondencia de nuestra pareja.  


Varias investigaciones han demostrado las diferentes ventajas sociales de estar casado, así como la de crecer en una familia en donde ambos padres biológicos viven en la misma casa. Tanto cónyuges como hijos se ven beneficiados de mantener una familia nuclear, y tiene tal impacto en la vida social, que en algunas ciudades se han implantado algunas políticas públicas para promover y proteger el matrimonio y de esta manera elevar el nivel educativo y la calidad de vida de los hijos.


La cultura popular ha establecido ciertos mitos de lo que se supone que debería suceder en el matrimonio, presionando a las parejas a cumplir con estos lineamientos que, en la mayoría de los casos, no tienen fundamento. El objetivo es tener una relación en la que se logre el mejoramiento de los dos como personas.  


Así como planeamos estudiar cierta profesión, y deseamos un trabajo determinado, también debemos ir planeando y considerando lo que pasará cuando seamos padres de familia, ya que nada cambia más la dinámica profesional que cuando tenemos un hijo. El prever económicamente y hacer un plan específico de “tiempos y movimientos”, de acuerdo con nuestra pareja, garantizará el éxito de nuestra función como papás.  


Página 18 de 22« Primera...10...1617181920...Última »

Estamos de fiesta. Celebramos cien episodios, cien momentos de encontrarnos contigo dos veces por semana, compartiendo tus alegrías y tus problemas, tus obstáculos y tus grandes logros; trabajando contigo, acompañándote en el proceso de lograr que tu vida familiar, tu relación de pareja, tu crecimiento personal, se encaminen a ser más plenas y felices. Esperamos que nos permitas seguir formando parte de tu vida. ¡Muchísimas gracias!


Unas vacaciones familiares son la mejor oportunidad para una convivencia intensa con los más cercanos a nosotros. Precisamente porque rompen con la rutina diaria y estamos en un estado emocional relajado, podemos llegar a redescubrir al cónyuge, a un hijo y, ¿por qué no?, a uno mismo. No hay trabajo, ni presupuesto, que justifique el aplazar días de descanso que nos permitan recargar energías y fortalecer el círculo que nos proporciona la verdadera felicidad: la familia.  


Para algunos, el tener hijos es un evento planeado y esperado con gran ilusión. Para otros, es una sorpresa no planeada. La gran mayoría de las veces, afortunadamente, es una noticia que llena de alegría a los padres y familiares cercanos. Pero ¿cuándo es el mejor momento para traer un hijo al mundo?, ¿estamos alguna vez preparados para la trascendental tarea de formar a un individuo para hacerlo una persona de bien? Las implicaciones de este reto son mayúsculas, por lo que es importante tenerlas presentes, aún cuando ya seamos padres en funciones.


No hay nada más difícil que reconocer que somos los primeros en necesitar cambiar para que nuestra vida mejore. No hay nada más difícl que hacer los primeros pasos para que esta modificación de nuestra conducta, de nuestras actitudes, suceda. No hay tarea más difícil que el cambio.  


El desempeño escolar suele ser una de las áreas en las que, como padres de familia, enfocamos gran parte de nuestra atención. Pareciera como si sus buenos resultados fueran un reflejo de nuestro trabajo como formadores: buenas calificaciones = buenos padres. De ahí la gran presión que ejercemos en nuestros hijos sobre este tema. ¿Qué tanto es adecuado disciplinar a los hijos cuando su rendimiento escolar no es suficiente?, ¿qué tanto debemos preocuparnos ante bajas calificaciones?, ¿cómo podemos mejorar esta situación? Todas preguntas importantes, ya que la vida escolar de nuestros hijos tiene grandes enseñanzas para su vida adulta, y su formación como personas.  


Es muy importante que se supere exitosamente la etapa en la que se realiza la identificación sexual en el desarrollo de una persona, ya que esto determinará su habilidad de reconocerse como hombre o mujer, según sea el caso, y manejarse congruentemente de acuerdo a su naturaleza personal. Lo primero y más importante para tener una vida satisfactoria y con sentido, es saber quién eres, cuáles son tus fortalezas y debilidades. El autoconocimiento es un proceso que dura toda la vida. La identificación sexual es el primer paso indispensable para recorrer este camino.


Es parte del ciclo de la vida. Cuando nuestros papás llegan a la llamada “tercera edad”, con frecuencia requieren de nuestra supervisión y cuidado. Sin embargo, sucede en un momento en el que también estamos haciéndonos cargo de nuestros propios hijos. A pesar de que es una etapa difícil, llena de responsabilidades, es también un momento de gran importancia en la formación de los hijos, ya que modelamos con nuestros padres, cómo esperamos que nuestros hijos se comporten con nosotros mismos cuando lleguemos a esta edad… ¿estamos dando un buen ejemplo?  


Hoy en día, dentro de nuestros hogares y en múltiples comercios, los videojuegos son parte de la vida cotidiana de jóvenes y adultos. No sólo son divertidos, sino que también desarrollan diferentes habilidades viso-motoras y mentales. Sin embargo, usados en exceso, pueden llegar a obstaculizar nuestras relaciones interpersonales, y el desempeño escolar o laboral de quien llega a presentar conductas adictivas. Como todo, debe usarse con equilibrio, sin descuidar el resto de las actividades que hacen un de nuestra existencia algo significativo y trascendente.  


Aunque siempre el impacto es muy fuerte, ante enfermedades graves, la dinámica en la que se manejará la familia dependerá de quién sea el afectado. Ya sea que el enfermo sea uno de los padres, o uno de los hijos, la primer y más importante parte del tratamiento, será el que los padres mantengan un frente unido, para apoyarse y fortalecerse mutuamente, y así poder sobrellevar la pena y dificultad que esta experiencia provoca. La relación de pareja se someterá a una prueba que sólo será superada gracias a la fortaleza del carácter de cada uno, y la fortaleza del amor que sientan el uno por el otro.  


Una de las situaciones que nos resultan más vergonzosas y difíciles de sobrellevar, es el ser descubiertos en una mentira. Si las consecuencias suelen ser tan desastrosas, ¿por qué mentir? La respuesta evidente es el logro a corto plazo de un objetivo. Sin embargo, la relación con la persona a la que le mentimos (la pareja, los padres, el jefe, los amigos…), se verá por siempre dañada, y, si sobrevive, nunca volverá a ser la misma. El miedo a enfrentar la verdad puede ser una fuerza poderosa para mentir pero, ¿vale la pena el riesgo de perder a quien queremos?  


Cuando elegimos la que será nuestra ocupación profesional, debemos de considerar lo que planeamos en lo que respecta a nuestra vida personal. No hay manera de evitar que estos dos aspectos de nuestras vidas se intercalen y afecten mutuamente. Y para lograr una existencia armónica y feliz, es necesario definir nuestras prioridades y tomar las decisiones adecuadas para, además de lograr nuestras metas profesionales, alcanzar los más importantes y satisfactorios objetivos personales.


La formación de personas íntegras, de valores y principios, capaces de sacar al mundo adelante, inicia en el seno familiar. De la familia depende un futuro mejor para toda la humanidad y de ahí su valor trascendental. Es nuestra responsabilidad el hacer todo lo posible para que esta institución se fomente y fortalezca, ya que está comprobada su utilidad para formar personas seguras, estables y más felices, que contribuirán de manera más efectiva al bien de la sociedad.


¿Quiénes son nuestros amigos? ¿Realmente la amistad es una relación entre dos almas gemelas, en la que los estilos se complementan perfectamente? Y, un poco más allá, ¿podemos ser verdaderos amigos de nuestro cónyuge, de nuestros papás, de nuestros hijos? ¿Qué distingue todas estas relaciones, de manera que podamos saber en cuáles tendremos una amistad fructífera, real, que enriquezca nuestra vida y nos ayude a mejorar como personas? Respondiendo estas preguntas, será más sencillo reconocer la función de cada una de las personas que nos rodean, así como el aceptar los defectos o manías que nuestros verdaderos amigos tienen, que los distinguen y los hace especiales y únicos.


Las mascotas son una parte fundamental de la familia. No sólo proporcionan compañía y diversión, sino que también otorgan grandes oportunidades de formación para los hijos, pues enseñan responsabilidad y múltiples lecciones de biología. Para los padres de familia es una buena manera de aplicar diferentes experiencias de vida, pero, como todo, hay factores muy importantes a considerar para tomar la decisión de adquirir este compromiso tan grande, como es el de hacerse cargo de otro ser vivo.


Las tradiciones siempre han existido por una razón: le dan orientación y sentido a la existencia humana. El conservar rutinas que hacíamos con nuestros padres, y establecer nuevas maneras de hacer cosas con mi cónyuge e hijos dará una distinción específica a mi familia, y nos dará a cada uno de los que la conformamos, herramientas para afrontar mejor las situaciones de crisis que seguramnete nos presentará la vida. Además de dar significado a mi existencia, porque definen mis raíces y al saber quien soy, puedo saber a dónde me dirijo.  


Una de las tareas más difíciles a las que nos enfrentamos como padres de familia, es la de aceptar el que nuestros hijos tomarán decisiones diferentes a las nuestras. Que, como individuos diferentes a nosotros, elegirán un camino que no necesariamente va de acuerdo al futuro que nosotros habíamos pensado para ellos. Sin embargo, cuando los hijos están en problemas serios debido a su debilidad de carácter, ¿se justifica el rescatarlos, especialmente si ya son mayores de edad? ¿Cómo ayudarlos a salir adelante de la mejor manera?


Los problemas económicos desgastan mucho la relación matrimonial y provocan serios conflictos familiares. A pesar de que este desequilibrio en el presupuesto del hogar muchas veces es causado por factores externos a la pareja, como la situación económica de un país, existen diferentes opciones que se pueden hacer para organizarse y mejorar la situación financiera de la familia, y otras muchas para ayudar a establecer un estado emocional más positivo, ya que el distanciamiento y estrés que provoca este problema, hace aún peor el sobrellevarlo con el fin de que el matrimonio se mantenga firme y estable, por el bien de los cónyuges y de los hijos.


Encontrar el balance adecuado para dar a los hijos la suficiente responsabilidad y la necesaria libertad de acuerdo a su edad, es un verdadero arte en la formación de los hijos. Sin embargo, a pesar de no tener la certeza de estar ejerciendo a la perfección nuestra función de padres, debemos estar muy concientes de vigilar estos dos aspectos en la vida de nuestros hijos, ya que, si transmitimos el mensaje adecuadamente, sabremos que hemos trazado el camino para que sean hombres y mujeres de bien, íntegros y felices.


Parte de esta importante etapa de la vida, es sufrir de depresiones ocasionales. Pero ¿cuándo deja de ser normal? ¿Cuándo es una señal de alarma el nivel de depresión en la que se encuentra nuestro hijo? El estar adecuadamente informado puede evitar que la depresión se profundice a un grado que pudiera llegar al suicidio.


Todos buscamos un solo objetivo en la vida: ser feliz. Y en la búsqueda de esta noble meta, a veces excusamos las conductas más egoístas, y más contraproducentes para lograr el mismo propósito que buscamos alcanzar. Los problemas de pareja, las dificultades con los hijos, los obstáculos en el trabajo, son excelentes oportunidades para estar un paso más cerca de la anhelada felicidad.


Página 18 de 20« Primera...10...1617181920

Orientación e ideas para enfrentar y resolver problemas personales, de pareja o familiares, con la psicóloga Mónica Bulnes de Lara. Porque tu familia es lo más importante

Lista completa de episodios
Generación App
No Más Víctimas E-book
Sonríe Mamá