fbpx
Envíame
tu Pregunta
Último
Episodio

Otra pataleta

No hay nada que ponga más a prueba la paciencia de un padre, que un hijo haciendo una pataleta. No hay razonamiento que sea útil, no hay negociación que triunfe. Lo único que parece que tranquilizará al niño, será el salirse con la suya, lo que sabemos, asegurará que el pequeño (o a veces el ya no tan pequeño) incremente el mal comportamiento. ¿Qué hacer para no convertirse en el «nuevo Herodes»? ¿Cómo evitar que ocurran y cómo manejarlas adecuadamente cuando se presenten?


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *