fbpx
Envíame
tu Pregunta
Último
Episodio

Etiqueta: paciencia


Con el Covid-19 y las cuarentenas, los padres y madres están agotados, estresados, con menos paciencia y con sentimientos de culpa. Por lo que es importante parar, escuchar al cuerpo y buscar caminos de solución. Revista: Sonríe Mamá. Edición: marzo-abril de 2021. Autor: Mónica Bulnes de Lara.


¿Hay momentos o manías que te desesperan de tu pareja? Cuando suceden, ¿te quejas o te vas molesto(a)? Espero que las ideas que te sugiero en este episodio ayuden a reducir los momentos tensos o de conflicto en tu relación… ¡escúchalo!


Cuando les digo a los papás la «mala noticia» sobre sus hijos, obtengo una reacción de sorpresa e incredulidad. Pero es una realidad en la que los padres de familia ponemos a prueba nuestra paciencia, y mucha esperanza… ¿Quieres saber cuál es la «mala noticia”? ¡Escucha este episodio!


Los hijos pueden llegar a agotar nuestra paciencia. Una pataleta, la constante argumentación en contra de lo que les decimos, la rebeldía ante las reglas de la casa… Todo esto, sumado a las presiones de la vida diaria de los papás, se vuelve una combinación explosiva… ¿Qué hacemos cuando tenemos hijos que no se calman y padres desesperados tratando de lidiar con él?


Cuando se hace el ejercicio de grabar a los papás «en acción», suelen sorprenderse muchísimo al escuchar lo impacientes que suenan, los tonos que usan y las actitudes que asumen al tratar a sus hijos. Sé que el trabajo de educar a los hijos es exigente (¡mi esposo y yo estamos criando a 3!), y es por eso que tenemos que usar todas las herramientas posibles para hacerlo bien y, al mismo tiempo, disfrutar el proceso… ¿será posible?


Las soluciones inmediatas ocurren rara vez, y sólo para circunstancias muy específicas. Generalmente, para obtener resultados positivos y permanentes, es necesario tiempo, constancia y paciencia. Así que se debe estar absolutamente claro de lo que queremos lograr, para después planear la manera en que obtendremos las consecuencias que esperamos. Una vez que implementamos la estrategia, hay que mantenerse firme.


No hay nada que ponga más a prueba la paciencia de un padre, que un hijo haciendo una pataleta. No hay razonamiento que sea útil, no hay negociación que triunfe. Lo único que parece que tranquilizará al niño, será el salirse con la suya, lo que sabemos, asegurará que el pequeño (o a veces el ya no tan pequeño) incremente el mal comportamiento. ¿Qué hacer para no convertirse en el «nuevo Herodes»? ¿Cómo evitar que ocurran y cómo manejarlas adecuadamente cuando se presenten?


El truco no está solamente en encontrar cónyuge, una pareja de la cual nos sintamos profundamente enamorados y de quien seamos absolutamente compatibles. Después está también el arte de mantener la relación fuerte, cercana y permanente. Suena complicado, pero en realidad, bien planeado, es algo muy factible de realizar. Se necesita paciencia, perseverancia, actitud positiva y MUCHO CEREBRO.


La paciencia es una de las virtudes más valiosas que podemos practicar en nuestra vida, ya que nos permite disfrutar de los beneficios de cualquier cosa que tome algún tiempo en estar lista. Y gran parte de las cosas que valen verdaderamente la pena no son inmediatas, hay que saber esperar por ellas, van creciendo, madurando, enriqueciéndose, de tal manera que se convierten en algo profundo, trascendente e increíblemente satisfactorio.