fbpx
Envíame
tu Pregunta
Último
Episodio

En el Día Internacional de la Mujer, desayuno y conferencia para las mujeres de la empresa.

Conferencias sobre Conciliación Trabajo/Vida.

Invitada en radio y televisión.

Conferencista internacional.

Empoderando a la mujer en un festejo del Día de la Madre.

Conferencias para Universidad, Empresas, Colegios, Fundaciones y otras organizaciones.

Episodios – Podcasts

No sólo al inicio de la relación, por supuesto, sino durante toda la vida juntos, la pareja debe procurar que la atracción física no disminuya. En este nuevo episodio, algunas consideraciones.


Cuando una persona es diagnosticada con una condición o enfermedad crónica, su vida habrá cambiado para siempre… pero ¿quién dice que esto es una mala noticia?


Un ambiente familiar armonioso depende en gran medida de la buena o mala relación entre los hermanos. Es importante enseñar a los hijos a entenderse, aceptarse y a quererse entre ellos. ¡No siempre una tarea fácil!


Generalmente las personas damos claras señales de quiénes y cómo somos en nuestra relación de pareja; estas conductas y actitudes deberían ser una guía y una señal de alerta para predecir algunos de los serios problemas que potencialmente podría tener la relación.


Con características especiales propias de las nuevas generaciones, los papás millennials tienen una forma específica de criar que tendrá enormes beneficios para sus hijos… ¿Hay algo negativo a vigilar? ¡No te pierdas este episodio!


La vida social es una de las actividades fundamentales para el sano desarrollo de cualquier persona, por lo que no deberíamos de prohibirla. Sin embargo, es muy importante que, por el bien de los jóvenes, sea adecuadamente regulada.


Por supuesto que hay que vivir y disfrutar el momento; el ahora. Sin embargo, no hay que perder de vista el futuro, tener en consideración algunos aspectos que te permitirán tener una vejez feliz y tranquila… Sobre esto nos ocupamos en el episodio de hoy. ¡Escúchalo!


En la relación de pareja no siempre se puede lograr la meta de no irse a dormir enojados, sin embargo, esta frase tiene un trasfondo que puede ayudarte a definir una reconciliación.


Para la gran mayoría de los padres, es un gusto ayudar a un hijo, no importa de qué edad. Sin embargo, es bueno que vigiles cuánta ayuda y de qué tipo le estás dando a tu hijo adulto, pues podrías causarle un daño, sin desearlo.


Nadie quiere ser una víctima. Sin embargo, hay ocasiones en que una persona puede “estacionarse” en este papel por razones muy claras. ¿Quieres saber cuáles son? ¡Escucha este episodio!


Página 21 de 113« Primera...10...1920212223...304050...Última »

Dice el dicho popular: «En el pedir, está el dar», y ahí está el secreto de obtener lo que deseamos. El truco está, primero, en tener claro el objetivo que queremos alcanzar, para después, encontrar el momento y la mejor manera de pedirlo para lograrlo. Por supuesto, parte de la madurez consiste en aceptar que, en ocasiones, no podremos tener todo lo que nos habíamos propuesto, pero que siempre lo intentamos con dignidad y honor.  


Cada familia tiene su historia; y cada una de las personas que la integra juega un papel específico que determina, de alguna manera, la relación que establecerá con los demás. Por supuesto, hay cosas que no podemos cambiar, otras que podemos modificar hasta cierto punto, y otras en las que tenemos absoluto control. Identificar cuáles son nos ayudarán a mejorar nuestras relaciones familiares en gran medida.


El cine, la televisión y los medios impresos son una industria increíblemente lucrativa que tiene un impacto claro y fuerte en todo el planeta. Y ahí reside su responsabilidad. Existen cientos de comerciales, películas o libros que pueden lograr su objetivo sin caer en la vulgaridad y el mal gusto. Las mejores comedias, los dramas más intensos o los momentos de acción más emocionantes pueden ser hechos con profesionalismo y seriedad. El programa de hoy llama a productores, creadores y escritores a lucir la grandeza de la persona humana.


El diagnóstico de un déficit de atención, o cualquier otra condición es un asunto delicado e importante, pues puede determinar para siempre ciertos aspectos de la vida de una persona. No nos dejemos influenciar por modas pasajeras, busquemos un diagnóstico veraz y responsable que nos ayude a encontrar maneras eficientes de manejar una situación que momentáneamente está fuera de control.


Las vacaciones, por largas o cortas que sean, tienen el propósito de ayudarnos a recuperar energía perdida en las que son nuestras responsabilidades y rutina diarias. No es no hacer nada, sino hacer algo diferente de lo que cotidianamente hacemos. No se necesita viajar largas distancias, en la comodidad de la casa se pueden planear unas estupendas vacaciones que den oportunidad a gran convivencia familiar.  


Con frecuencia creemos que, para asegurar que la falta no se vuelva a cometer, debemos «castigar» a quien nos hirió con unos días más de indiferencia, frialdad y alejamiento, a pesar de que ya hubo disculpas, arrepentimientos e intenciones de reparar el daño. Esta estrategia de alargar el castigo desgasta la relación y nos vuelve personas resentidas y vengativas. Tengamos claro cuál es el objetivo de una discusión, y cuando lo alcancemos, levantemos la bandera de la paz.


Se dice que el fin justifica los medios; ¿es así? Esta es una de las preguntas más difíciles que nos podemos hacer, pues se pone a prueba la claridad de nuestras convicciones y la fortaleza de nuestro carácter. Las decisiones importantes hay que tomarlas con calma, analizando nuestras verdaderas intenciones y las ventajas y desventajas de obtener lo que deseamos, para después, en un honesto examen de conciencia, definir si es la manera íntegra de proceder o no.


No hay decisión familiar que no se vea afectada por las que elegimos como nuestras prioridades. Pero para hacer esta «lista» de lo que consideramos valioso, es importante que nos hablemos con realidad, pues con gran frecuencia la teoría no es congruente con la práctica, por lo que nos pasamos diciendo frases que tranquilizan nuestra conciencia hasta cierta medida, pero que, al no tener un fundamento en la acción, acaban por provocarnos problemas y rechazo de quienes amamos.


No es bueno rendirse al dolor. Ya sea físico o emocional, es importante detectar la causa de nuestro malestar, para después aprender maneras de manejarlo mejor. Porque a veces el dolor se quita, pero en ocasiones permanece para siempre. No hay vida sin sufrimiento, y esa es la clave para poder disfrutar de los momentos de alegría. Pero el dolor crónico puede causar severas depresiones. Hay que tratarlo pronto y efectivamente para reducir sus efectos lo antes posible.


Los sentimientos no se pueden controlar. Hay cosas que nos provocan alegría, tristeza, enojo… como una reacción a lo que sucede. Lo único que podemos manejar, es la forma en que estos sentimientos se expresan. La conducta que elegimos tener ante uno de estos sentimientos, es lo que define a una persona de carácter, con autocontrol suficiente para saber cuándo y en donde es adecuado mostrar lo que está sintiendo. Este proceso se aprende, dentro de la familia, desde la infancia hasta la juventud.


Parece evidente, pero es increíble que gran parte de las familias no organizan su economía en base a un presupuesto. Es más sencillo de lo que parece, y es una muy práctica herramienta para que podamos ir prosperando en nuestra calidad de vida, además de enseñar a nuestros hijos a planear un futuro mucho más real, cuando saben manejar sus gastos de forma más inteligente.


Es una etapa en donde los cambios neurológicos y las fluctuaciones hormonales son tan rápidos, que el joven puede llegar a tener todos los estados de ánimo en un solo día. La adolescencia es, en algunos momentos, física y emocionalmente agotadora; pero al mismo tiempo, debe ser una de las épocas más divertidas en la vida de una persona. Algunas ideas sugeridas en este programa, apoyarán a que el proceso ocurra de la mejor manera.


Hacer lo correcto es a veces la prueba más difícil para las buenas personas. Al evadir el enfrentamiento, o al callar por temor a lastimar a alguien que está cometiendo una injusticia contra alguien más, estamos permitiendo que el daño persista. Es así como podemos ser instrumento de abusadores, aprovechados, criminales. El villano sólo requiere del silencio del temeroso para seguir lastimando. Sólo con valor, podemos detener el avance de la maldad.


El contar con la confianza de alguien es algo delicado y difícil de obtener. El tiempo y una conducta intachable, es lo que asegura que la reputación de una persona se fortalezca, sobreviva a las pruebas a las que puede someterse en la vida y nunca se le tenga desconfianza. Y esta es la razón por la que debemos de cuidar NO faltar a esta confianza. Una vez perdida, NUNCA vuelve a ser la misma.


Cuando estamos pasando por una crisis de cualquier tipo, se nos dificulta encontrar la energía y el entusiasmo para seguir adelante. Pero el saber el por qué y para qué estamos haciendo las cosas, es decir el PROPÓSITO, otorga sentido a esta lucha para superar el mal momento. Y de ahí mismo surge la resistencia necesaria para acumular la fuerza para aguantar.


El diccionario define la honradez como «Rectitud de ánimo, integridad en el obrar, respeto por las normas que se consideran adecuadas». No es posible ser honrado en algunas ocasiones. O lo eres SIEMPRE, o sencillamente no eres honrado. Pero el practicar esta virtud nos ayuda a vivir con congruencia, a hacer las cosas de acuerdo a nuestras creencias. Esto trae consigo gran paz interior, motor primario para la felicidad en la vida.


La moraleja es muy sencilla. Tener la razón no te traerá la felicidad. Estar en lo cierto no hará que automáticamente todos «vean la luz», entiendan el problema y todo se soluciones mágicamente. De hecho, en la vida real ocurre con frecuencia lo contrario. A pesar de estar en lo correcto, hay que hacer concesiones y ajustes para lograr una agradable convivencia con el otro. Las relaciones interpersonales exigen mucho más que «tener la razón» para que sean cercanas y estables.


A veces esperamos demasiado de los demás. Llegamos a pensar que los años de conocernos les dan «poderes especiales» que les permiten leer nuestro pensamiento y estar adivinando lo que queremos de ellos o ellas. Y, mientras tanto, los otros intentan una y otra cosa para darnos gusto, dejándonos desilusionados, y a ellos, absolutamente frustrados. Después de un tiempo, el daño que esto provoca a la relación, es evidente.


La paz interior es uno de los grandes motores de la felicidad personal. La manera de sentirse tranquilo con uno mismo, es viviendo una vida congruente con nuestras creencias. Y es así que debemos analizar qué es lo que sabemos valioso y necesario en todas las áreas de nuestra vida, para poder diseñar un plan concreto que nos lleve a una existencia más completa y más equilibrada.  


Negación, enojo, negociación, depresión y aceptación. El proceso de luto suele ser largo y doloroso, pero necesario para asimilar la pérdida de un ser querido. La duración y la forma del duelo varían de acuerdo a la forma en que falleció el familiar o amigo, la personalidad de quien sufre el luto y los diferentes sistemas de apoyo con los que cuenta. Busquemos la manera de proporcionar consuelo y compañía a quien esté sufriendo, de manera práctica y real, para facilitar este momento tan complicado.


Página 21 de 27« Primera...10...1920212223...Última »

Es increíble lo que se puede lograr con esta simple acción. Un abrazo tiene grandes alcances cuando se hace con sinceridad y con la clara intención de hacer un contacto real con el otro. Sus poderes curativos han sido estudiados y comprobados, así que practiquemos esta costumbre, especialmente con los que más queremos.  


La admiración y respeto por nuestra pareja es indispensable para que la relación perdure y se fortalezca. Es necesario abrir los ojos y nuevamente dejarte impresionar por lo que tu cónyuge aporta en tu vida personal, de pareja y familiar. El apreciar lo que la compañía y apoyo del otro implica, enriquece al matrimonio y les permite solucionar más fácilmente los problemas que se presenten.  


No, no se trata de una fiesta nacional. En el caso de la relación de pareja, no es una fecha de celebración. Este día se refiere al momento en el que uno de los dos, siente que ha llegado a una etapa diferente a la de su cónyuge, en la que siente necesitar autonomía y libertad, haciendo sentir a su pareja, que ya no es importante. Es natural, e inclusive esperado, que el matrimonio cambie y madure, pero siempre debe de hacerse con respeto y participación de todos los involucrados.  


A veces nuestras inseguridades nos traicionan, y parece que TENEMOS que confirmar que somos amados, con constantes demostraciones de cariño de parte de nuestra pareja. El problema es que al hacer eso estamos boicoteando la relación y podemos asfixiar a quien más queremos, al someterlo a pasar por “pruebas de amor” que puede no superar con el éxito que hubiéramos deseado. Desgraciadamente, la práctica de semejantes costumbres, tiende a provocar justo lo que estábamos buscando evitar: la terminación de nuestra relación de pareja.  


No podemos evitar la rutina y monotonía en cualquier relación. Después de un tiempo de matrimonio, con la presión de cumplir con responsabilidades y estar a la altura de las obligaciones propias de hacerse cargo de una familia, es difícil para la pareja el mantener la chispa que hace de un matrimonio algo divertido y variante. Sólo el “factor sorpresa” podrá darle a la pareja, el giro que su relación requiere para mantenerse unida, cercana y feliz.  


Cuando nos enamoramos, lo que nos encanta de la persona amada, es su unicidad: pensamos que no hay otro(a) igual. Su personalidad, sus gestos y manías, nos resultan tan especiales que no podemos más que sentirnos “hechizados” por sus encantos. Cuando esta relación se formaliza y la pareja se compromete en matrimonio, lo que al principio es una elección por atracción, se transforma en una elección por decisión. Depende de nosotros el seguir rememorando lo que hizo de nuestra pareja lo único y especial que originó sentimientos tan fuertes que los llevó a unirse para siempre.  


Las relaciones de pareja tienen muchas maneras de expresar problemas. No necesariamente es a base de gritos y discusiones que los cónyuges dejan claro su disgusto por el otro. Una de los tratamientos más dolorosos y devastadores para la pareja, es el de hacerle la guerra fría: ignorar al otro, tratarlo con desprecio y frialdad. Sus consecuencias suelen terminar con la relación y suelen tener un impacto fuerte y duradero hasta en los hijos.


El proceso de decidir adoptar a un niño o, más difícil aún, el proceso de dar a un bebé en adopción, toma tiempo e implica la más grande expresión de generosidad del corazón de una persona. Una verdadera madre y un verdadero padre es quien pone primero el bienestar del pequeño a su cargo, antes que sus propios deseos o necesidades. Tanto para la mamá que da un bebé en adopción, como para la pareja que adopta, es importante considerar diferentes factores, ya que serán determinantes para el mejor manejo de tan trascendente decisión.  


El gran dilema del amor, es que sabemos que cambiará con el tiempo. Añoramos tener una pareja para siempre, pero al mismo tiempo conocemos lo efímero que pueden ser los sentimientos… Entonces, ¿nos estamos engañando al desear el por siempre juntos? Y si es así, ¿cómo es posible que haya parejas que han permanecido unidas y felices, hasta la muerte de uno de ellos? Si hay un secreto, debemos descubrirlo.  


Cuando a través de los años notamos que nuestro deseo sexual ha disminuido, afectando nuestras relaciones de pareja, tenemos que hacer algo al respecto. No podemos abandonar el asunto, aceptando el hecho como una condición más de la rutina matrimonial, como la consecuencia lógica del cansancio cotidiano o como una característica más de la  edad que tenemos. Las relaciones sexuales forman una parte invaluable de nuestra vida en pareja, que debemos valorar y proteger para el fortalecimiento de nuestro matrimonio.  


Hemos aprendido que las parejas se mantienen enamoradas gracias a la “química” que hay entre ellos. O porque siguen interesados el uno en el otro, o por constantes amabilidades, o simplemente por buena suerte. Pero una parte importante en la fortaleza de una unión tiene que ver con aceptación, perdón y AGRADECIMIENTO.


La verdadera intimidad es muy difícil de lograr, y ata con más fuerza que cualquier ceremonia o documento legal. El perder el miedo a dar este gran salto que nos permite entregarnos por completo, es el secreto para disfrutar de una relación profunda y satisfactoria; sabiendo, por supuesto, que contamos con la absoluta correspondencia de nuestra pareja.  


Varias investigaciones han demostrado las diferentes ventajas sociales de estar casado, así como la de crecer en una familia en donde ambos padres biológicos viven en la misma casa. Tanto cónyuges como hijos se ven beneficiados de mantener una familia nuclear, y tiene tal impacto en la vida social, que en algunas ciudades se han implantado algunas políticas públicas para promover y proteger el matrimonio y de esta manera elevar el nivel educativo y la calidad de vida de los hijos.


La cultura popular ha establecido ciertos mitos de lo que se supone que debería suceder en el matrimonio, presionando a las parejas a cumplir con estos lineamientos que, en la mayoría de los casos, no tienen fundamento. El objetivo es tener una relación en la que se logre el mejoramiento de los dos como personas.  


Así como planeamos estudiar cierta profesión, y deseamos un trabajo determinado, también debemos ir planeando y considerando lo que pasará cuando seamos padres de familia, ya que nada cambia más la dinámica profesional que cuando tenemos un hijo. El prever económicamente y hacer un plan específico de “tiempos y movimientos”, de acuerdo con nuestra pareja, garantizará el éxito de nuestra función como papás.  


Cierto tipo de personalidades demuestran una gran dependencia del otro para subsistir, aún cuando esto implica grandes depresiones y molestias. La codependencia puede reflejarse en la pareja, en la amistad, con los hijos… en cualquier relación interpersonal. ¿Cómo detectar si presentamos conductas que nos describen como codependientes?  


La convivencia con parientes es una parte muy necesaria de la vida en casa. Las visitas familiares tienen grandes ventajas y proporcionan excelentes lecciones a los hijos, pero también pueden ser complicadas y provocar serias tensiones en la familia. Saber manejar estas situaciones, ayudará a la relación de pareja y al enriquecimiento de la vida familiar.  


La culpabilidad es nuestro más certero indicador de que nos hemos equivocado. Es un sentimiento necesario para aprender de nuestros errores y corregir nuestras faltas. Aceptándola con realidad podremos solucionar los problemas en nuestra relación y empezar a construir la vida que deseamos.  


Es una de las grandes tragedias en la familia. La mujer es centro y fortaleza del hogar, y cuando ella falta, se ven afectados todos los que la rodean. Una vez que ha ocurrido, es muy difícil la recuperación del matrimonio y la reconstrucción del respeto de los hijos. La infidelidad, en cualquiera de sus formas, no debe existir en la familia.


Como todo en la vida, la rutina puede traer grandes beneficios a la vida familiar, pero también puede ser sumamente desgastante para la relación de pareja. Entonces, ¿cómo lograr los aspectos positivos de la rutina, sin caer en lo tedioso y aburrido que resulta hacer siempre lo mismo? La creatividad  y el buen humor suelen ser nuestras mejores herramientas.


Página 21 de 24« Primera...10...1920212223...Última »

La sexualidad involucra a la persona completa: cuerpo y mente, carne y espíritu. Por esta razón, la formación en sexualidad debe iniciarse desde los primeros años de los hijos, dando la información adecuada, de acuerdo a su edad. Cualquier libro puede darles los conocimientos básicos sobre la sexualidad. Sólo los padres pueden infundir los valores y principios fundamentales para su buen manejo.  


En la relación de pareja, con frecuencia nos preguntamos a quién debemos de poner primero, ¿a los hijos o al cónyuge? Por supuesto, es evidente que reforzar nuestro matrimonio debe ser la prioridad. Sin embargo, es importante establecer ante qué circunstancias es necesario que los hijos estén en el primer lugar de la lista de la familia.  


El cambio de casa o incluso mudanzas más complicadas, como la transferencia a otro país, tiene un impacto personal y familiar muy importante, que hay que considerar para la adecuada integración de todos a una nueva vida. Los que se van y los que se dejan atrás, se ven afectados en diferentes formas. El estar preparados, pero sobre todo, una actitud positiva y emocionada ante la aventura, será lo que saque adelante a la familia.  


Este es uno de los temas de actualidad entre los padres de familia. Ya no sólo nos tenemos que preocupar de que nuestro hijo esté en un ambiente nocivo fuera de la casa, sino que, gracias a Internet, tenemos que cuidar que este ambiente no entre “hasta la cocina”… La Red, como también se le ha llamado, es una herramienta maravillosa de información y descubrimiento para la familia, sin embargo, debemos aprender a usarla con inteligencia e integridad.  


Anorexia, bulimia, obesidad… Los desórdenes alimenticios adquieren variadas formas y expresiones. Afortunadamente ya existen múltiples instituciones dedicadas a atender estas condiciones, por lo que lo difícil consiste en admitir que se tiene un problema, para atenderlo adecuadamente. Entonces, ¿cómo saber si los síntomas que tenemos son propios de un desorden alimenticio?  


¿Es la guardería una opción adecuada para la familia? ¿Puede llegar a ser un grave error, o quien opina esto está exagerando? El hablarse con franqueza sobre este tema, analizando los verdaderos pros y contras de las diferentes posibilidades del cuidado de nuestros hijos, nos permitirá decidir lo que es mejor para su formación como personas, para que cuando sean adultos, estén capacitados para tener una vida trascendente y feliz.


Es increíble lo que se puede lograr con esta simple acción. Un abrazo tiene grandes alcances cuando se hace con sinceridad y con la clara intención de hacer un contacto real con el otro. Sus poderes curativos han sido estudiados y comprobados, así que practiquemos esta costumbre, especialmente con los que más queremos.  


En esta época de sobre-estimulación, en donde los padres buscamos llenar la agenda de nuestros hijos con diferentes actividades deportivas, artísticas o culturales, es importante darles tiempo de ocio y libre entretenimiento. Un niño necesita aprender a divertirse por sí solo, explorando a su alrededor y estimulando la imaginación para hacer de lo que le rodea, instrumentos de aventura y distracción. Permitirle a un hijo estar aburrido es parte de forzarlos a hacerse cargo de la construcción de su propia felicidad.  


El proceso de decidir adoptar a un niño o, más difícil aún, el proceso de dar a un bebé en adopción, toma tiempo e implica la más grande expresión de generosidad del corazón de una persona. Una verdadera madre y un verdadero padre es quien pone primero el bienestar del pequeño a su cargo, antes que sus propios deseos o necesidades. Tanto para la mamá que da un bebé en adopción, como para la pareja que adopta, es importante considerar diferentes factores, ya que serán determinantes para el mejor manejo de tan trascendente decisión.  


Los hijos tienen un mal comportamiento por alguna razón. Su conducta es el lenguaje con el que quieren expresar la estabilidad o descontrol de su vida, la tranquilidad o el caos de su situación, la reacción a la sana disciplina o al estricto autoritarismo de los padres. Antes de apresurarnos a elegir el castigo adecuado si un hijo no obedece, debemos preguntarnos qué nos quiere decir con su actuación. De esta manera, podremos elegir la mejor estrategia para solucionar esta situación.  


La verdadera intimidad es muy difícil de lograr, y ata con más fuerza que cualquier ceremonia o documento legal. El perder el miedo a dar este gran salto que nos permite entregarnos por completo, es el secreto para disfrutar de una relación profunda y satisfactoria; sabiendo, por supuesto, que contamos con la absoluta correspondencia de nuestra pareja.  


Varias investigaciones han demostrado las diferentes ventajas sociales de estar casado, así como la de crecer en una familia en donde ambos padres biológicos viven en la misma casa. Tanto cónyuges como hijos se ven beneficiados de mantener una familia nuclear, y tiene tal impacto en la vida social, que en algunas ciudades se han implantado algunas políticas públicas para promover y proteger el matrimonio y de esta manera elevar el nivel educativo y la calidad de vida de los hijos.


Nuestros hijos desean fervientemente la independencia que obtendrán al ser mayores. Es especialmente durante la adolescencia que el joven desea ser grande, y la lucha por obtener privilegios de autonomía puede llegar a convertirse en una batalla campal en la familia. Autoritarismo e intransigencia es el camino seguro PARA EL FRACASO.  


Así como planeamos estudiar cierta profesión, y deseamos un trabajo determinado, también debemos ir planeando y considerando lo que pasará cuando seamos padres de familia, ya que nada cambia más la dinámica profesional que cuando tenemos un hijo. El prever económicamente y hacer un plan específico de “tiempos y movimientos”, de acuerdo con nuestra pareja, garantizará el éxito de nuestra función como papás.  


Cierto tipo de personalidades demuestran una gran dependencia del otro para subsistir, aún cuando esto implica grandes depresiones y molestias. La codependencia puede reflejarse en la pareja, en la amistad, con los hijos… en cualquier relación interpersonal. ¿Cómo detectar si presentamos conductas que nos describen como codependientes?  


No es necesario aclarar que todos somos diferentes. Lo sabemos y es evidente. Sin embargo, conciente o inconcientemente, solemos hacer comparaciones del desempeño escolar o el comportamiento de alguno de nuestros hijos, con uno de sus hermanos, otro familiar o amistades y conocidos. Esta actitud no consigue resultados positivos, y frecuentemente ocasiona resentimientos y mayores frustraciones.  


La convivencia con parientes es una parte muy necesaria de la vida en casa. Las visitas familiares tienen grandes ventajas y proporcionan excelentes lecciones a los hijos, pero también pueden ser complicadas y provocar serias tensiones en la familia. Saber manejar estas situaciones, ayudará a la relación de pareja y al enriquecimiento de la vida familiar.  


Es de vital importancia estar cercanos a los hijos. De esto depende gran parte de nuestra capacidad formativa. Esto no significa que no podemos establecer límites claros que les permitan conocer hasta donde pueden llegar. Cuando nuestro interés por ser “amigo de mi hijo” es mayor que nuestras convicciones y principios, hemos dejado de cumplir con nuestra labor de padres de familia.  


Una mamá no tiene precio. Su labor trasciende mucho más allá del valor monetario que le demos a su función, pero, de acuerdo a un estudio, si tuviéramos que calcular el costo de los trabajos que realizan (enfermera, cocinera, maestra, lavandera, limpiadora, administradora, psicóloga…) su salario anual promedio podría llegar a casi los $ 140,000 dólares.  


Hemos escuchado sobre los resultados de muchas investigaciones, en donde se ha comprobado la influencia de algunos programas de televisión violentos en la conducta de ciertas personas. Pero, ¿nos hemos dado cuenta de lo que otros programas nos están diciendo y cuál es el impacto de estos mensajes en nuestra sociedad?  


Página 21 de 24« Primera...10...1920212223...Última »

Orientación e ideas para enfrentar y resolver problemas personales, de pareja o familiares, con la psicóloga Mónica Bulnes de Lara. Porque tu familia es lo más importante

Envíame tu pregunta
Lista completa de episodios
No Más Víctimas E-book

Pregúntale a Mónica está disponible en Podbean

Pregúntale a Mónica en Spotify
Generación App
Pregúntale a Mónica en iTunes
Sonríe Mamá