fbpx
Envíame
tu Pregunta
Último
Episodio

Etiqueta: agresión pasiva


Nadie debe vivir con violencia psicológica o emocional. Hay palabras que lastiman por más tiempo y más profundamente que un golpe. Por eso es importante reconocer las señales a tiempo para poder terminar con esta tóxica y destructiva relación.


Como cualquier forma de agresión, la pasiva es devastadora. Sin embargo, ésta tiene una característica engañosa y cobarde: se disfraza de broma o incluso amabilidad. Todos podemos practicarla en un momento dado, pero deberíamos de evitar que se convierta en un patrón de conducta permanente.


La agresión pasiva es una conducta que pretende dar la imagen de tranquilidad e incluso de concordancia, pero tiene la intención de obstaculizar lo que el otro quiere. Tan seria y destructiva como cualquier tipo de violencia, la agresión pasiva deja a los involucrados con un grado importante de tensión y con la relación dañada y distante. Se comprueba una vez más que la venganza no es una opción útil.


Es una manera, a veces nada sutil, de ejercer presión. Es una manifestación de un claro deseo de control. Es, sencillamente, una agresión pasiva. La manipulación emocional suele provocar mucho resentimiento y acaba por deteriorar seriamente una relación de cualquier tipo. Debemos mostrar la madurez e inteligencia suficientes para manejar los problemas de frente, sin escondernos en falsos sentimentalismos.