fbpx
Envíame
tu Pregunta
Último
Episodio

Etiqueta: expectativas


Hay varios refranes que nos aclaran que podemos dejarnos llevar por lo que la mente quiere hacernos creer. Por ejemplo, “No hay más ciego que el que no quiere ver”. ¡No te pierdas este episodio!


Desde luego que hay situaciones en las no nos cuesta convencer al otro de nuestra idea. Pero en otras, no es posible. Cómo manejas este último tipo de ocasiones es clave en tus relaciones y bienestar personal. ¡No te pierdas este episodio!


Siempre queremos lo mejor para un hijo, y cuando vemos cualidades o aptitudes sobresalientes, nuestras expectativas y visión que tenemos para ellos pueden ser un obstáculo en la aceptación del joven.


Si tengo claro lo que necesito en una relación para sentir equidad, y sentirme tratada como una parte esencial del equipo que formamos mi pareja y yo, puedo trabajar para construirlo. ¿A qué me refiero? ¡Escucha este episodio!


Llegamos a una relación con mucha ilusión y todas las expectativas de un futuro maravilloso. ¿Qué tenemos que cuidar para que perduren las buenas etapas?


«Es feliz» es la respuesta que suelo obtener cuando les pido a los padres de familia que terminen esta frase. Pero si conversamos un poco más, resulta que las expectativas son más específicas y exigentes… aunque no siempre estamos dispuestos a aceptarlo.


Cuando empezamos una relación, tenemos química, y todo suele ser perfecto. La idealización, las expectativas y la fuerte atracción suelen ser parte de la convivencia con la nueva pareja… ¿cuánto dura esta maravillosa etapa?


No es parte de un cuento de hadas. En muchas ocasiones, hombres y mujeres nos comportamos como la princesa que besa al sapo esperando que se convierta en príncipe. Mientras VERDADERAMENTE no aceptes a las personas a tu alrededor, tus expectativas te provocarán muchas desilusiones.


TODOS los papás tenemos expectativas de nuestros hijos. Es imposible no tenerlas. Esperamos, por ejemplo, que tengan una vida feliz. Esperamos que no les falte dinero. Que, en general, tengan un buen futuro. Y en base a estas expectativas fundamentales, esperamos cosas más concretas: unos estudios académicos específicos, un tipo en particular de novio(a)… ¡y esto es sólo el principio!