fbpx
Envíame
tu Pregunta
Último
Episodio

Etiqueta: relaciones familiares


En estos momentos, la sombra del desempleo crece en muchos países. El impacto en las relaciones familiares es prácticamente inmediato y es por eso que es importante recordar que lo único que tenemos para subsistir durante la tormenta, es el cariño y compañía de nuestra pareja. Es en estos momentos en que cualquier matrimonio se pone a prueba, por lo que en este programa se sugieren ideas para mantenerse cerca hasta que lo peor haya pasado.


Obviamente, como vivimos buena parte de nuestra vida en casa de nuestros papás, cuando nos casamos solemos sentir que nuestra familia de origen debe tener preferencia antes de las necesidades o planes de mi nuevo esposo o esposa. A pesar de que racionalmente entendemos (¡y decimos!) que él o ella «van primero» y son nuestra familia, nuestra actitud y conducta confirman que seguimos anteponiendo al resto de nuestros familiares. ¿Qué consecuencias tiene esta situación?


El adquirir buenas costumbres requiere de tiempo y mucha persistencia. Es por esto que es mejor empezar en la primera infancia y continuar hasta bien entrada la adolescencia. Sin embargo, para asegurar que estamos enseñando lo que queremos que nuestros hijos aprendan, es importante saber cuáles son los hábitos que queremos establecer en nuestra familia, para que la pareja esté de acuerdo y trabajando en equipo para lograrlos.


Cada familia tiene su historia; y cada una de las personas que la integra juega un papel específico que determina, de alguna manera, la relación que establecerá con los demás. Por supuesto, hay cosas que no podemos cambiar, otras que podemos modificar hasta cierto punto, y otras en las que tenemos absoluto control. Identificar cuáles son nos ayudarán a mejorar nuestras relaciones familiares en gran medida.


A veces esperamos demasiado de los demás. Llegamos a pensar que los años de conocernos les dan «poderes especiales» que les permiten leer nuestro pensamiento y estar adivinando lo que queremos de ellos o ellas. Y, mientras tanto, los otros intentan una y otra cosa para darnos gusto, dejándonos desilusionados, y a ellos, absolutamente frustrados. Después de un tiempo, el daño que esto provoca a la relación, es evidente.


Los detalles hacen gran diferencia en una relación. Aún cuando ésta sea cercana y positiva, tomarnos el tiempo de mantener ciertas atenciones con nuestra pareja, nuestro amigo, compañero de trabajo o familiar, le dará un toque especial que mantendrá la relación fresca y constantemente renovada. Entonces, ¿por qué lo de las «verduritas en el arroz»?


Todos necesitamos de los otros para sobrevivir. «El hombre es un ser social», ¿recuerdan? Los vínculos con nuestra pareja, familia y amigos es lo que nos permite sentir que pertenecemos, que somos parte de un grupo que tiene importancia en nuestra vida. De que somos aceptados y necesitados. Esto le da gran sentido a nuestra existencia. Sin embargo, ¿cómo podemos saber si la dependencia que tenemos a una persona o a un grupo no es sana?


Existen muchas maneras de expresar cariño. Puede ser con ternura, no necesariamente hay que decirlo en voz alta. Sólo tener la capacidad de conmoverse por algo y expresar empatía, es el primer paso para demostrarles a nuestro cónyuge, nuestros hijos, nuestros familiares y amigos, que significan mucho para nosotros, y que estamos dispuestos a dar un verdadero testimonio de nuestro amor.


Cuando los papás han sido buenos y permanecido cercanos, lo de «honrarás a tu padre y a tu madre» es tarea fácil. Sin embargo, cuando la relación entre padres e hijos ha sido tensa y distante, la cosa se complica. Ser buen hijo demanda de ciertas obligaciones, pero también existen lineamientos que es importante considerar cuando el daño es más profundo.  


El cambio de casa o incluso mudanzas más complicadas, como la transferencia a otro país, tiene un impacto personal y familiar muy importante, que hay que considerar para la adecuada integración de todos a una nueva vida. Los que se van y los que se dejan atrás, se ven afectados en diferentes formas. El estar preparados, pero sobre todo, una actitud positiva y emocionada ante la aventura, será lo que saque adelante a la familia.  



Página 4 de 512345