fbpx
Envíame
tu Pregunta
Último
Episodio

Etiqueta: relaciones familiares


La convivencia con parientes es una parte muy necesaria de la vida en casa. Las visitas familiares tienen grandes ventajas y proporcionan excelentes lecciones a los hijos, pero también pueden ser complicadas y provocar serias tensiones en la familia. Saber manejar estas situaciones, ayudará a la relación de pareja y al enriquecimiento de la vida familiar.  


Unas vacaciones familiares son la mejor oportunidad para una convivencia intensa con los más cercanos a nosotros. Precisamente porque rompen con la rutina diaria y estamos en un estado emocional relajado, podemos llegar a redescubrir al cónyuge, a un hijo y, ¿por qué no?, a uno mismo. No hay trabajo, ni presupuesto, que justifique el aplazar días de descanso que nos permitan recargar energías y fortalecer el círculo que nos proporciona la verdadera felicidad: la familia.  


Aunque siempre el impacto es muy fuerte, ante enfermedades graves, la dinámica en la que se manejará la familia dependerá de quién sea el afectado. Ya sea que el enfermo sea uno de los padres, o uno de los hijos, la primer y más importante parte del tratamiento, será el que los padres mantengan un frente unido, para apoyarse y fortalecerse mutuamente, y así poder sobrellevar la pena y dificultad que esta experiencia provoca. La relación de pareja se someterá a una prueba que sólo será superada gracias a la fortaleza del carácter de cada uno, y la fortaleza del amor que sientan el uno por el otro.  


La formación de personas íntegras, de valores y principios, capaces de sacar al mundo adelante, inicia en el seno familiar. De la familia depende un futuro mejor para toda la humanidad y de ahí su valor trascendental. Es nuestra responsabilidad el hacer todo lo posible para que esta institución se fomente y fortalezca, ya que está comprobada su utilidad para formar personas seguras, estables y más felices, que contribuirán de manera más efectiva al bien de la sociedad.


Las tradiciones siempre han existido por una razón: le dan orientación y sentido a la existencia humana. El conservar rutinas que hacíamos con nuestros padres, y establecer nuevas maneras de hacer cosas con mi cónyuge e hijos dará una distinción específica a mi familia, y nos dará a cada uno de los que la conformamos, herramientas para afrontar mejor las situaciones de crisis que seguramnete nos presentará la vida. Además de dar significado a mi existencia, porque definen mis raíces y al saber quien soy, puedo saber a dónde me dirijo.  


Mamitis, papitis, familitis… ¿Por qué hay personas que, a pesar de haber llegado hace mucho tiempo a la edad adulta, no pueden desprenderse de su familia de origen? ¿Cómo sobrellevar los problemas matrimoniales que provoca el que nuestra pareja mantenga firme el “cordón umbilical”?


Con frecuencia creemos que la felicidad en nuestra relación, con nuestros hijos, con el resto de la familia y amigos, requiere de una modificación radical en nuestras vidas, pero la experiencia ha mostrado que el cambio de actitud es la diferencia fundamental que logrará que reencontremos el camino a una convivencia más feliz con quienes queremos.


Somos novios para estar juntos todo el tiempo… Nos casamos para no separarnos jamás… ¿Es esto real? ¿Cuánto tiempo debo de disponer para mis cosas personales y cuánto para mi pareja? ¿Y el tiempo de familia? La distribución del tiempo es uno de los factores que frecuentemente provocan problemas en la pareja, con los hijos, con la familia en general. En el programa se tocarán puntos importantes que resuelvan la dinámica persona-trabajo-pareja-familia.


Numerosos estudios identifican a la familia como una gran fuente de la felicidad. Es por esta razón que cualquier tiempo invertido en mejorar nuestras relaciones familiares, evitar problemas matrimoniales o incrementar la efectividad de la comunicación con la pareja o con los hijos, se reflejará en una percepción más positiva y más plena de nuestra vida.



Página 5 de 512345